Respuestas en Génesis NO es un ministerio del creacionismo de la Tierra joven

por
Share:

"En el principio agradó a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, para la manifestación de la gloria de Su poder, sabiduría y bondad eternos, crear o hacer el mundo y todas las cosas que en Él hay, ya sean visibles o invisibles, en el lapso de seis días, y todas muy buenas."
Capítulo 4, párrafo 1
Confesión Bautista de Fe de 1689

INTRODUCCIÓN

El debate de hoy no surgió históricamente de la exégesis textual de los primeros capítulos de Génesis, sino de la eiségesis filosófica que se leía en dicho texto.

¿Por qué Respuestas en Génesis está tan empeñado con el creacionismo de la Tierra joven? Bueno, vamos a aclarar un malentendido: no lo estamos. Respuestas en Génesis es un ministerio apologético creacionista fundamentado en la autoridad bíblica y centrado en la doctrina de la creación bíblica. La discusión actual en torno a la edad de la Tierra no se trata de unirse al equipo de la "Tierra joven" o al de la "Tierra antigua", sino de si Dios realmente dijo... o si no lo dijo. El debate de hoy no surgió históricamente de la exégesis textual de los primeros capítulos de Génesis, sino de la eiségesis filosófica que se leía en dicho texto. Todos los cristianos en algún momento, de una forma u otra, han estado bajo la presión de adaptar revelación especial a la sabiduría y prácticas mundanas. Hoy en día, esto se hace con relativa facilidad en muchos seminarios e iglesias al subestimar la relevancia de algunos textos y sus interpretaciones a importancia "secundaria" y "terciaria". Antes de dejar que tantas doctrinas valiosas de la iglesia se bloqueen de la discusión pública dentro de categorías tan deterioradas, recordemos con firmeza y sobriedad la verdad. No se permite a simples hombres someter las Escrituras a la teoría moderna y juzgar menos importante una porción de la sagrada Escritura que otra. Toda la Escritura, entendida dentro de su contexto de pacto, es a su vez theopneustos o inspirada por Dios (2 Timoteo 3:16). Por ejemplo, la historicidad de la prohibición en Levítico 19:19 en contra de la mezcla de materiales en la tela sigue siendo la Palabra de Dios junto con Juan 3:16, aunque la aplicación directa de esta última para un seguidor renacido de Cristo solo permanece hasta la segunda venida de Cristo. Más aún, cuando se considera el libro de Génesis, a pesar de que tiene bastantes implicaciones de pacto, no es un relato histórico prescriptivo sino descriptivo. La veracidad de los eventos históricos no está sujeta a audiencias específicas y su relación con pactos específicos.

La historicidad de Génesis ha sido debatida, específicamente los capítulos 1-11, un poco más en los últimos dos siglos que en cualquier otra época de la historia de la iglesia. Dicha polémica no ha sido provocada por ideas exegéticas nuevas y mejoradas, sino en su mayoría por intentos de armonizar las Escrituras con las teorías naturalistas modernas del Occidente. No obstante, muchos argumentos de la negación de la historicidad literal se basan en declaraciones generales que apelan a la irrelevancia de las llamadas doctrinas "terciarias" a diferencia del evangelio o de las declaraciones generales sobre el género fluido. Creo firmemente que Génesis 1-11, en específico los capítulos 1 y 2, son una parte de todo el relato de Génesis, dividido en la modernidad en 50 capítulos, los cuales forman un documento totalmente indivisible de narrativa histórica. Las implicaciones necesarias dan lugar a una interpretación literal de seis (6) días normales1 que tienen muchas repercusiones teológicas que están relacionadas con el evangelio de manera directa e indirecta.

EVIDENCIA TEXTUAL

Muchos de los que niegan la historicidad literal del(de los) primer(os) capítulo(s) de Génesis se considerarían teológicamente conservadores y firmarían cualquier documento de la infalibilidad bíblica sin problema de conciencia. Apelarían a diferentes teorías de interpretación sobre los días de Génesis para permitir el tiempo profundo dentro de la cronología bíblica de la creación. Sin embargo, como el Dr. Samuel Waldron advierte:

Esto no es, por supuesto, fundamentalmente diferente a la visión neo-ortodoxa de la Biblia con su negación de la divinidad absoluta; la infalibilidad e inerrancia de la Biblia ...Sin embargo, ninguna clase [de interpretación del tiempo profundo] hace justicia a la clara enseñanza de las Escrituras.2

La mayoría del debate se centra en el uso del término hebreo yom (día). Aparece 2.301 veces en el Tanaj.3 No obstante, la interpretación de yom, así como de cualquier otra palabra, no depende únicamente sino de manera crítica, del contexto. Un ejemplo sencillo en inglés sería el uso de la palabra "gross". La definición de la palabra depende en gran parte de su contexto gramatical.

  • ¿Tengo que basar mi ingreso tributable de mi salario bruto (“gross” toma el significado de "bruto") o neto?
  • Debo hacer dieta porque estoy muy ("grossly" toma el significado de “muy”) obeso.
  • Mis hijos dijeron que no les gustaban las cebollas porque eran asquerosas ("gross" toma el significado de “asquerosas”).

Estos tres ejemplos muestran cómo una palabra, "gross" puede tener diferentes significados por sus contextos correspondientes en inglés, pero una mirada más de cerca le mostrará al lector curioso que los tres poseen un significado base en común que es (incluso la tercera opción a un nivel metafórico), grande. De igual manera, yom en hebreo, igual que día en inglés, tiene un significado raíz en común que tiene interpretaciones específicas que difieren dependiendo del contexto gramatical. Así como en inglés, como se expresa comúnmente, "en los días de mi abuelo", hace referencia a un periodo de tiempo no específico. Asimismo, "durante su viaje, él solo cabalgó durante el día", hace alusión al momento de luz del día, el cual varía en el tiempo dependiendo de la relación de la persona u objeto con el ecuador y la época del año, pero generalmente compuesto de 12 horas. Y, en tercer lugar, "una semana consiste en 7 días", que es un periodo de 24 horas y es el uso más común en las Escrituras.

¿Por qué usar el término "día normal" en lugar de "día solar"? Durante la semana de la creación, el primer día solar completo habría sido el quinto día de la creación.

Una traducción literal de yom, en mi opinión, necesitaría ser justificada con el contexto que le rodea. Una vista breve de Génesis 1 lo corroborará, pero primero debemos identificar el enfoque hermenéutico de yom en donde su uso se refiera a un día normal. ¿Por qué usar el término "día normal" en lugar de "día solar"? Durante la semana de la creación, el primer día solar completo habría sido el quinto día de la creación. En el primer día se creó una luz que aparentemente brillaba sobre la Tierra, que separaba la tarde y la mañana a pesar de que el sol no fue creado hasta el cuarto día. La creación del sol ocurrió durante el cuarto día, así que para considerarlo un "día solar" tendría que esperar hasta el quinto día. Este no es un término de tiempo, sino de descripción, ya que un día normal depende de la rotación de la Tierra sobre su eje, y no de la existencia del Sol, tal como diez pulgadas es una unidad de longitud, y su validez objetiva no depende de la existencia de una regla.

A lo largo del Tanaj hebreo, yom se utiliza mayormente para referirse a un día normal y por lo tanto se distingue por los complementos textuales que le siguen. Fuera de Génesis 1, los complementos textuales siguientes se dan estrictamente para un uso de día normal: Yom aparece 410 veces complementado con un número (plural o singular). Además, los términos "tarde y mañana" se encuentran sin yom en 38 ocasiones, y con yom en 23, todas refiriéndose a un día normal. Finalmente, en 52 ocasiones el término "noche" o "tarde" con yom hace referencia a un día normal. Considerando lo siguiente, la interpretación de yom en Génesis 1 no es ambigua: verso 5, "Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día". (RVR 1960).4 Verso 8, "Y fue la tarde y la mañana el día segundo". Verso 13, "Y fue la tarde y la mañana el día tercero". Verso 19, "Y fue la tarde y la mañana el día cuarto". Verso 23, "Y fue la tarde y la mañana el día quinto". Verso 31, "Y fue la tarde y la mañana el día sexto".

Por último, hay que notar el uso plural de yom en Éxodo 20:11, "Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día". Es notorio que con frecuencia y de manera correcta las Escrituras interpretan las Escrituras. En dicha parte citada del decálogo, Moisés interpreta a Moisés al recordar Génesis 1, en la creación y en el séptimo día de reposo y al formar el calendario de la semana de 7 días normales como dada a la humanidad y no por algún evento astronómico (el día, el mes y el año son astronómicos, pero la semana no). Si uno argumenta que los 7 días de la semana representan de manera simbólica 7 eras o como sea que uno interprete los días de la creación y el día de reposo distinto a los días normales literales, todavía quedaría un gran e invencible obstáculo con dicho texto. No hay usos de la forma plural de yom en las Escrituras hebreas que represente alguna otra traducción de día que no sea un día normal.

En este caso, a un nivel textual, para mí se forma otro aspecto. No tan solo las Escrituras interpretan las Escrituras, sino que Jesús interpreta las Escrituras. Marcos 10:6 (también Mateo 19:4) registra la respuesta de Jesús acerca del divorcio, "Pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios". Aunque el propósito de Jesús al citar Génesis 1 y 2 es para enfatizar la ordenanza de la creación del matrimonio, Él revela su interpretación de Génesis 1 y 2. "Pero al principio de la creación" y "Varón y hembra los hizo Dios" en una interpretación literal un día normal se divide en 5 días enteros y un día parcial. Jesús, quien citó este evento más o menos 4 milenios después puede ubicar la creación del hombre y la mujer aproximadamente en el mismo punto del principio de la creación. Si Génesis se interpretará con alguna visión simbólica, metafórica o alguna otra visión de tiempo profundo de yom (incluso la teoría de la brecha o hipótesis del marco), separarían el "principio de la creación" y la creación del hombre y la mujer por millones de años, pero mantendría a Jesús a solo 4 milenios después de la primera pareja según las genealogías en Génesis 5, 11, Mateo 1 y Lucas 3, lo que hace la afirmación de Jesús en Marcos 10 y Mateo 19 simplemente contradictoria.

GÉNERO

Aunque sería justo decir que muchos teólogos evangélicos considerarían Génesis 12-50 como narrativa histórica, entre sus filas, algunos aseguran que los primeros 11 capítulos son simbólicos o incluso inspirados de la literatura del Medio Oriente. No obstante, Jesús confirma la autoría mosaica al declarar "de mí escribió él [Moisés]" (Juan 5:46), y al considerar que toda Escritura afirma la inspiración de esta, un préstamo de la mitología del Medio Oriente sería una contradicción. (Para más información acerca de esta teoría: ¿Será Génesis 1–11 una derivación de mitos antiguos?.)

Génesis 1-50 presenta un relato completo, unificado e interdependiente de los orígenes, los pactos y las personas y cómo Dios desea relacionarse con ellos (y con nosotros).

Incluso si hubiera una forma de reconciliar dicha incongruencia, no hay cambio en el contenido ni en la gramática entre los capítulos 11-12 para justificar una alteración drástica en el género. Beall ofrece una argumentación exhaustiva de que no hay cambio en el género a lo largo de Génesis.5 Por ejemplo, Génesis 12 depende del historial genealógico de Génesis 11. Génesis 10 presenta a Sem como un descendiente de Abraham que conecta Génesis 12 al 5. También, Génesis 12 comienza con el verbo consecutivo waw, wayomer ("y él dijo") y Génesis 11 termina hablando de Abraham y Génesis 12 comienza hablando de Abraham. Otro aspecto para considerar es el uso repetitivo de eleh toledoth ("Este es el libro de las generaciones de . . ." o "Esta es la historia de . . .") que aparece 6 veces en Génesis 1-11 y 5 veces del 12-15.

Si queda alguna duda sobre el género literario de Génesis 1-11, el yunque concluye el debate simplemente por el uso del Nuevo Testamento sobre Génesis 1-11 (Jesús - Mateo 19: 4; Marcos 10: 6-9; Pablo - Romanos 5 : 12-19; 1 Corintios 15: 20-22, 45-47; 2 Corintios 11: 3; 1 Timoteo 2: 13-14; Muerte de Abel: Lucas 11:51; el Diluvio: Mateo 24: 37-39 y 2 Pedro 2: 4-9, 3: 6; Lucas 17: 26-29 y en la genealogía de Lucas, hay 20 nombres de Génesis 5 y 11).

Génesis 1-50 presenta un relato completo, unificado e interdependiente de los orígenes, los pactos y las personas y cómo Dios desea relacionarse con ellos (y con nosotros). Aquí Dios revela Su voluntad eterna en la creación para la humanidad y debe ser tratado como tal en lugar de tomar la filosofía naturalista moderna para insertar una interpretación nueva y extraña a la Palabra eterna de Dios.

EVIDENCIA DE LA INTERPRETACIÓN HISTÓRICA

El uso de la interpretación de los alegoristas de los días en Génesis 1 se usa comúnmente para agregar millones de años de historia al Génesis.

En lo que respecta a la autoridad, se debe tener en cuenta el contexto inmediato, el contexto bibliográfico, el contexto religioso, etc., así como también otras partes de la Escritura, incluyendo el uso de Jesús, el género literario y muchas otras consideraciones hermenéuticas al momento de interpretar un texto bíblico. Por supuesto, hay otras evidencias que no conllevan dicho peso, pero son dignas de estudio al buscar una interpretación. Una, que se puede usar como un tipo de respaldo redundante, es cómo se interpretó históricamente un texto. Algunos (como Dennis Mock, entre otros) sostienen que un grupo de Padres de la Iglesia (llamado la era "Patrística") no interpretaban Génesis 1 de manera literal. Como se enfatizó previamente, incluso si ese es el caso, esto no tiene un peso primordial en la interpretación. No obstante, el uso patrístico ya mencionado es una pista falsa en dicha discusión. El uso de la interpretación de los alegoristas de los días en Génesis 1 se usa comúnmente para agregar millones de años de historia al Génesis. Esto es, como mínimo, un abuso de estas referencias eclesiásticas. Los Padres de la Iglesia, incluso aquellos que eran alegoristas, escribieron en contra de los griegos por su creencia en largas eras en la historia primitiva del universo. Primero, uno debe introducirse al contexto de los antiguos padres para entender su manera de pensar. Para hacer eso, aquí se ofrece una separación entre los escritores en cuestión tanto literalistas como alegoristas para evidenciar que ambos grupos creen en una creación reciente y escribieron en contra de una visión más antigua de la cosmogonía (estudio de los orígenes de la cosmología) perpetuados por la cosmología griega.

LITERALISTAS

Basilio de Cesarea (c. 330-379 D.C.) "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". Me maravillo en admiración con esta idea... Los filósofos de Grecia han hecho demasiado para explicar la naturaleza, y ninguno de sus sistemas ha permanecido firme y sin tambalearse, cada uno siendo descartado por su sucesor. Es en vano refutarlos; ellos mismos hacen lo suficiente para destruirse a sí mismos. Engañados por su ateísmo inherente, les parecía que nada gobernaba o reinaba en el universo y que todo se debía al azar.6

Lactancio (c. 250-325 D.C.) Platón y varios otros filósofos, al ser ignorantes acerca de los orígenes de todas las cosas, y de ese periodo primordial en el cual se creó el mundo, dijeron que varios miles de años habían pasado desde que este hermoso arreglo del universo había terminado. Por lo tanto, hagamos que los filósofos quienes registran miles de años desde el principio del mundo sepan que el año 6.000 no se ha cumplido.7

Victorino de Pettau (c. 304) Incluso tal es la velocidad de esa creación; tal como está contenido en el libro de Moisés, que escribió sobre su creación, y que se llama Génesis. Dios produjo toda esa masa para adornar Su majestad en seis días; y el séptimo al que lo consagró. Al principio Dios hizo la luz y la dividió en la medida exacta de doce horas por día y noche... El día, como mencione anteriormente, se dividió en dos partes por el número doce: doce horas por día y noche.8

Efrén de Siria (306-373 D.C.) Aunque la luz y las nubes se crearon en un abrir y cerrar de ojos, tanto el día como la noche del primer día se completaron en doce horas. Así que, no hable de algo alegórico acerca de las obras hechas en seis días. Nadie puede decir legítimamente que lo que pertenece a estos días era simbólico ni se puede decir que eran nombres sin sentido o que otras cosas estaban simbolizadas por sus nombres.9

ALEGORISTAS

Clemente de Alejandría (150 – c. 211 D.C.) Porque las creaciones en los diferentes días siguieron una sucesión más importante; para que todas las cosas creadas puedan tener el honor de la prioridad . . . en la medida en que se diga que el trabajo creativo se realizó en un instante.10

Origen (c. 184–c. 253 D.C.) El relato de Moisés sobre la creación . . . enseña que el mundo aún no tiene diez mil años, sino que mucho menos que eso.11

Agustín de Hipona (354 - 430 D.C.) Son engañados, también, por aquellos documentos extremadamente mentirosos que profesan contar la historia de muchos miles de años, aunque, según los escritos sagrados, encontramos que aún no han pasado 6.000 años.12

Incluso con el testimonio de los alegoristas, lucharon fervientemente en contra de las declaraciones naturalistas e “inherentemente ateas” de la cosmogonía griega. Usarlas para insertar lo que despreciaron del relato de la creación de Génesis es violencia contra las intenciones de los padres de la iglesia. Hay que considerar que los alegoristas argumentaron erróneamente a favor de una creación instantánea en lugar de 6 días.

Así que, ¿qué provocó la reciente interpretación de largas eras en Génesis 1? La noción occidental de millones de años de historia de "tiempo profundo" comenzó "a principios de 1800, [cuando] Georges Cuvier (1768-1832), el famoso anatomista comparado oriundo de Francia y paleontólogo especializado en vertebrados desarrolló su teoría del catastrofismo".13 A pesar de que su teoría reconoció la escala continental o incluso global de la catástrofe evidente en la columna geológica, se cuestionó el conocimiento tradicional de un diluvio global bíblico como una explicación. Su idea proponía muchos lapsos de tiempo entre catástrofes en la historia de la Tierra, lo que posibilita la opción de tiempo profundo.

No obstante, solo unas pocas décadas después, su idea fue cuestionada por personas como Charles Lyell (1797-1875), en donde, como el Dr. Terry Mortenson escribe:

Su teoría era un uniformismo radical en el que insistía en que solo los procesos contemporáneos de cambio geológico en las tasas actuales de intensidad y magnitud deberían usarse para interpretar el registro de roca de la actividad geológica pasada. En otras palabras, los procesos geológicos de cambio han sido uniformes a lo largo de la historia de la Tierra. Lyell insistió que nunca ocurrieron inundaciones catastróficas globales o continentales.14

El fundamento filosófico de Lyell sobre cómo interpretar la historia geológica es el canon tradicional moderno para las interpretaciones naturalistas de la historia global. Un estudiante de Lyell de "geofilosofía" sería Charles Darwin, quien luego superpuso una historia biológica relativamente más reciente sobre una única forma de vida de origen para todas las especies en su "árbol evolutivo de la vida". Ambos hombres, sobre todo Lyell y Darwin, marcaron una extraña época de regreso a la cosmogonía griega. La teoría de Lyell requería tiempo profundo y la teoría de Darwin dependía de ello. De acuerdo con el pensamiento tradicional, ahora esto ofrecía múltiples líneas de evidencia para millones de años, a pesar de que estas líneas fueran y son interdependientes. Decepcionantemente, muchos líderes de la iglesia no adoptaron la misma postura de los ya mencionados padres de la iglesia para combatir tal error, sino que simplemente buscaron maneras de reinterpretar el relato de Génesis para encontrar una especie de término medio. Incluso el Príncipe de los Predicadores, Spurgeon, hace tiempo hizo una referencia a Génesis 1 que parece estar influenciada por el brote del uniformismo de su época:

En Génesis 1:2, leemos, " Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas". No sabemos qué tan remoto pudo haber sido el periodo de la creación de la Tierra, sin duda muchos millones de años antes del tiempo de Adán. Nuestro planeta ha pasado por varias etapas de existencia, y diferentes tipos de criaturas han vivido en su superficie, todas ellas han sido creadas por Dios.15

Aunque desde entonces, muchos teólogos han prestado atención a este reconstruccionismo en la interpretación bíblica, antes de considerar las implicancias teológicas y soteriológicas, hay que tomar en cuenta las hermenéuticas, las cuales son muy desorientadoras, por no decir perjudiciales. Uno se vería obligado a concluir que un paso fundamental en el enfoque hermenéutico es la teoría moderna. En otras palabras, el Espíritu Santo no interpreta Génesis 1, ni las Escrituras ni el mismo Jesús interpreta Génesis 1, sino que Dios estaba esperando a que dos incrédulos del siglo XIX D.C. nacieran para hacer lo que el Espíritu Santo, las Escrituras y Jesús no fueron capaces de hacer: o sea dar una interpretación apropiada de Génesis 1. Un contraargumento para refutar esta acusación se puede hacer y con frecuencia se hace del pensamiento histórico de la geocentricidad y el posterior descubrimiento de la heliocentricidad, pero sería un argumento fallido al usar comparaciones parciales. El modelo ptolemaico geocéntrico para comprender la cosmología se infiltró en la iglesia principalmente por la representación de la LXX de la raqia (extensión) a stereoma (firmamento). Stereoma fue el nombre que se le dio a la hipotética bola cristalina que contiene las estrellas y supuestamente rodea la Tierra en la cosmología griega. Sin embargo, un argumento sólido para Génesis 1 no debería basarse en una traducción intermedia estudiada por la cosmología griega, sino por una interpretación directa del idioma contrario a la cosmogonía griega predominante que renació de alguna manera y ha influenciado el mundo occidental durante los últimos dos siglos.

IMPLICACIONES TEOLÓGICAS Y SOTEREOLÓGICAS

¿Cómo puede Jesús ser el Último Adán literal que apacigua el pecado del primer Adán si desorientamos el relato de Génesis?

Las implicaciones teológicas para abandonar una interpretación literal de Génesis son profundas. Si la columna geológica representa millones de años de extinción extendidos de alguna manera a través de Génesis 1, entonces todo lo que se encontró en el registro debería ser parte del orden de la creación. Desde el Cámbrico, miles de millones de fósiles que representan la muerte, la lucha por la supervivencia, la actividad carnívora, las espinas, los cardos, también los signos de tumores, cáncer y artritis en los animales se infiltrarían en el relato de la creación. Esto reescribiría Génesis debido a la enseñanza precisa de la dieta que se creó para los animales, "'Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer’. Y fue así”. (Génesis 1:30). Además, el cáncer, la artritis, etc. serían buenos aspectos de la creación de Dios, lo que hace que la maldición en Génesis 3, y replanteada en Romanos 8: 20-22, sea ambigua. Las consecuencias de dicha reestructuración y reordenamiento obviamente colocarían la muerte antes que el pecado. ¿Quién se convierte entonces en el autor de la muerte, el sufrimiento, el cáncer y las mutaciones dañinas? ¿Puedes ver qué tipo de conclusiones nos veríamos obligados a hacer? No solo eso, ¿quién es Adán entonces? Sin una interpretación literal de Génesis 1-2, ¿cómo entró el pecado al mundo? Si no hay un Adán literal, entonces, ¿cómo funcionan Génesis 5, 11, Mateo 1 y Lucas 3 como genealogías? ¿Cómo puede Jesús ser el Último Adán literal que apacigua el pecado del primer Adán si desorientamos el relato de Génesis? No solo eso, dentro del registro geológico, hay espinas y cardos fosilizados, lo que hace que Génesis 3:18 ("espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo".) se cuestione. En tercer lugar, si el registro geológico se estableció durante millones de años, nos quedamos sin un registro del Diluvio global como se describe en Génesis 7-9. El siguiente paso sería negar el alcance del Diluvio, que no solo es una advertencia, sino que ahora es una práctica común entre quienes profesan largas eras de Génesis 1. ¿A dónde llevará esto a la iglesia? ¿Cuándo comenzamos a creer el texto bíblico? La tarea de reconciliar el uso del NT de Génesis 1-11 con todo el método reconstruccionista de los últimos tiempos sería imposible y ha demostrado ser un paso más que sutil hacia el liberalismo teológico.

CONCLUSIÓN

En Respuestas en Génesis, adoptamos una postura firme por una semana de creación literal compuesta de 6 días. No podemos simplemente colocarlo en una categoría "terciaria" para dar la idea de que no es importante. Tras un examen más detallado, nos vemos obligados a considerar las diversas implicancias que se transmiten a lo largo de las Escrituras y cómo estas revelan a nuestro Dios y su voluntad hacia Su pueblo. Después de todo, no nos limitamos a lo que algunos llaman como "Creacionismo de la Tierra Joven", sino a la autoridad bíblica. Cristo no negoció con la cosmogonía griega, y Él no negocia con Lyell o Darwin.

Como el gran reformador Martin Luther nos recordó sin vergüenza:

Cuando Moisés escribe que Dios creó el cielo y la tierra y todo lo que hay en ellos en seis días, entonces deja que este periodo continúe siendo seis días, y no te aventures a idear ningún comentario en el cual seis días fueron un día [o incluso eras]. Pero si no puedes entender cómo se pudo haber hecho esto en seis días, entonces concede al Espíritu Santo el honor de ser más entendido que tú. Porque debes tratar las Escrituras de tal manera que tengas en cuenta que Dios mismo dice lo que está escrito. Pero dado que Dios está hablando, no es correcto que quieras cambiar Su Palabra en la dirección que deseas ir.16

Debemos recordar nuevamente la verdad eterna que dice, "Para siempre, oh Jehová, permanece tu palabra en los cielos". Salmos 119:89

Referencias y Notas

  1. "Normal" y no "solar" se explicarán más adelante en el documento.
  2. Samuel E. Waldron, PhD, Exposición de la Confesión Bautista de Fe de 1689, (Welwyn Garden City, UK: Libros EP, 2016) 90.
  3. Terry Mortenson, PhD, [Traducción al español] ¿Por qué no deben los cristianos aceptar los millones de años?, El libro de las Respuestas 1, Editor General Ken Ham, (Green Forest, AR: Master Books, 2006) 22.
  4. Todas las citas bíblicas de este trabajo están en la versión Reina-Valera 1960.
  5. Todd S. Beall, “Contemporary Hermeneutical Approaches to Genesis 1-11,” Coming to Grips with Genesis (Terry Mortenson, and Thane H Ury, Editores), (Green Forest, AR: Master Books, 2008) 131-162.
  6. Basilio de Cesarea, Hexaemeron, 1.2 in Alexander Roberts, James Donaldson, Philip Schaff, Henry Wase, eds., Niceno y los Padres Después del Niceno, Serie 2 (Peabody, MA: Hendrickson, 1994) vol. 8 (traducido del español al inglés).
  7. Lactancio, Instituciones, 7.14, en ANF, vol. 7 (traducido del español al inglés).
  8. Victorinus, Sobre la Creación del Mundo, en ANF, vol. 7, 341 (traducido del español al inglés).
  9. Efrén de Siria Commentary on Genesis 1, in Kathleen E. McVey, ed., Efrén de Siria: Selected Prose Works, trans. Edward G. Matthews and Joseph P. Amar, in The Fathers of the Church (Washington D.C., 1961), 91:74. (traducido del español al inglés).
  10. Victorinus, On the Creation of the World, in ANF, vol. 7, 341 (traducido del español al inglés).
  11. De Principiis 4.1.19, (traducido del español al inglés).
  12. NPNF1-02, St. Augustine's City of God and Christian Doctrine, Chapter 10, Of the Falseness of the History Which Allots Many Thousands of Years to the World’s Past, https://www.ccel.org/ccel/schaff/npnf102.iv.XII.10.html, accesado octubre. 28, 2019.
  13. Terry Mortenson, PhD, El Libro de las Respuestas 2, “¿De dónde viene la idea de “millones de años?”, Editor General Ken Ham, (Green Forest, AR: Master Books) 113.
  14. Ibid, 114.
  15. C.H. Spurgeon, Sermon #30, Poder del Espíritu Santo, https://answersingenesis.org/education/spurgeon-sermons/30-the-power-of-the-holy-ghost/, accedido octubre 28, 2019.
  16. What Luther Says. A Practical In-Home Anthology for the Active Christian, compilado por Ewald M. Plass, Concordia, (1959) 93.

Ayuda a traducir

Por favor, ayúdanos a proporcionar más material en español.

Ayuda a traducir

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438