Tigres de Tasmania: ¿Extintos o elusivos?

by on
Also available in English
Share:

Cuando somos niños, nuestras vidas están llenas de aventuras, tanto reales como imaginarias. Recuerdo esos días buscando un tesoro y explorando nuevas tierras. Lo interesante acerca de crecer y hacer investigación es que somos capaces de continuar explorando nuestro mundo por cosas antiguas, cosas nunca antes vistas, y todo lo que surge entre ellas. Por ejemplo, el tigre de Tasmania, también conocido como tilacino, está dando toda una aventura a los investigadores.

Se pensó que el tigre de Tasmania había sido cazado casi hasta la extinción en la segunda mitad del siglo XIX. Los habitantes de Tasmania, de donde eran originarios estos tilacinos, los cazaban porque creían que estos tigres atacaban a los rebaños. Algunos de estos tigres vivían en varios zoológicos al principio del siglo XX, notablemente en el zoológico Hobart en Tasmania. Pese a los intentos por conseguir que reprodujeran, ninguno de los zoológicos tuvo resultados satisfactorios. Se creía que su limitación geográfica impedía su diversidad genética; entonces, una gran epidemia que estalló entre los animales cautivos eliminó el remanente de tilacinos.

Thylacine

Tilacino. Imagen de William Home Lizars, via Wikimedia Commons..

Tasmanian

Lobo de Tasmania. Imagen de Benjamin A. Sheppard, via Wikimedia Commons.

El día que el mundo perdió a su último tigre de Tasmania conocido, se perdió un espécimen muy interesante de la creación de Dios. Aunque los tilacinos se parecían a un perro con rayas de tigre, eran marsupiales con una bolsa de canguro. Esas características los ubicaban entre el tipo de lobos de Tasmania, separados de los perros y de los canguros. Esto indica que Noé podía haber tenido dos tilacinos en el arca. Eran de una estatura mediana, de dos pies de alto en los hombros y de tres a cuatro pies de largo con una cola que medía la mitad de su longitud. Su postura y la manera en la que andaban diferían de las de un perro. Se decía que tenían una apariencia torpe y que eran incapaces de moverse rápidamente. Sin embargo, podían sostener su peso sobre sus extremidades traseras y saltar como canguro por periodos cortos. Otro descubrimiento único fue que el tigre de Tasmania podía abrir la boca en unos impresionantes 80 grados, como se puede ver en los videos del Zoológico Hobart.

Video de Wikimedia.

Sus pies también eran fascinantes. A diferencia de otros animales locales como los zorros, los tejones australianos y los demonios de Tasmania, el tigre de Tasmania tenía una almohadilla muy grande en las patas y pequeñas almohadilladas en los cuatro dedos nivelados en una línea recta casi perfecta. Las patas frontales tenían cinco dedos mientras que las traseras tenían cuatro. Es esta huella única que ha impulsado a una nueva generación de investigadores a buscar a tigres vivos de Tasmania.

Paw Prints

Marcas de pata. Imagen de Inugami-bargho, via Wikimedia Commons.

A lo largo de los años se han reportado avistamientos de tilacinos. Algunos han sido por parte de exploradores; muchos otros son de gente nativa que envía cazadores a lo profundo de la selva o a escalar las montañas. Nuestros Wild Brothers han podido unirse a la investigación. Amigos de los Wild Brothers les mostraron huellas con la forma única de los tilacinos. A través de los últimos años, los Wilds han trabajado arduamente tratando de localizar áreas donde los tigres de Tasmania puedan vivir. Han caminado muchas millas y tomado bastantes fotografías desde sus estaciones fotográficas en busca de esta criatura elusiva.

Aunque sería emocionante encontrar un tigre de Tasmania vivo, actualmente hay otras áreas de investigación en proceso. Los investigadores trabajan arduamente para crear una base de datos de todos los especímenes existentes de tigres de Tasmania. No sólo están catalogando lo que tienen, sino que también están definiendo características junto con la longitud y tamaño de los huesos y huellas recopiladas e impresas. Éste es un proyecto abierto al que incluso estudiantes graduados pueden unirse para ayudar. Los investigadores están tratando de asignar el código genético del tilacino. Algunos esperan que, si obtienen suficiente información, puedan llegar a clonar un tilacino.

Hay muchas millas más por ser recorridas, huellas por ser rastreadas, fotografías por ser analizadas, y especímenes por estudiar antes de que tengamos una mejor imagen de lo que ocurre actualmente con el tigre de Tasmania. Sin embargo, es motivador que los investigadores de estos días, tanto evolucionistas como aquéllos que creen en lo que la Biblia informa sobre la creación, están de acuerdo en que hay una posibilidad de que los tigres de Tasmania existan todavía en su hábitat natural. Aunque esta posibilidad tiene sentido en la creación científica, es un dilema para gran cantidad de evolucionistas quienes creen que, cuando una especie se clasifica como extinta, el asunto está cerrado o que el sistema ecológico que dejaron las especies se ha equilibrado ahora sin dicho organismo. El tilacino no es el único organismo que ha sido o será encontrado vivo luego de ser presuntamente extinto.

Éste es sólo otro ejemplo de cómo los animales del mismo tipo continúan siendo el mismo tipo, sin importar cuán geográficamente apartados ellos se encuentren o cuánto hayan esquivado el ojo de la cámara. Existe mayor evidencia que la Palabra de Dios es verdadera y continúa siendo verdadera a pesar de los escarnecedores. Sus aventuras son siempre reales, y Él nunca nos guiará a un tesoro imaginario, sino al tesoro real de la relación con Él a través de Su Hijo, Jesucristo.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438