Jirafas: Testimonios imponentes del diseño de Dios

por de
También disponible en English
Share:

Vida como jirafa

Elevándose en forma imponente por sobre la sabana africana, la jirafa pareciera pertenecer a un circo. Se pasea sobre patas tipo zancos, y su cuello desfila alto en el cielo. Sin embargo, la jirafa no es un fenómeno cómico de la naturaleza. Muestra un diseño divino.

Puesto que la jirafa da a luz de pie, la cría recién nacida cae desde más de un metro y medio a la tierra. Dentro de los 15 minutos posteriores al nacimiento, la cría se pone de pie sobre esas piernas larguiruchas. En poco tiempo, la cría de casi dos metros conquista las dos formas distintivas de caminar de las jirafas.

La primera forma de caminar es a paso lento, ya que la jirafa mueve alternativamente sus patas izquierdas primero y luego sus patas derechas. Cuando huye de depredadores tales como los leones, la jirafa puede galopar por un corto tiempo a velocidades de hasta casi 60 kilómetros por hora. El momento en el que una jirafa corre el mayor riesgo de sufrir un ataque de un león, es cuando separa las patas delanteras y se inclina para tomar agua.

Al ser vulnerables a los depredadores, la mitad de las crías de jirafa no sobrevive en su primer año. No obstante, la otra mitad puede vivir 20 años en estado silvestre. Generalmente, las jirafas adultas frustran a los depredadores con su alto punto de mira, veloz galope y poderosa patada que puede matar a un león. El patrón marrón y crema de la jirafa la camufla de los depredadores. Si bien puede parecer que los patrones de las jirafas son idénticos, cada jirafa tiene marcas únicas.

Los parásitos y las enfermedades son a menudo más mortales para la jirafa que los depredadores. Las jirafas se protegen de los parásitos produciendo sustancias químicas que le dan un olor apestoso a sus pieles, y los picabueyes viven a costa de las jirafas comiendo insectos tales como las garrapatas.

Las jirafas buscan comida entre las acacias, utilizando sus lenguas de medio metro de largo para arrancar las hojas. Dado que sus lenguas negruzcas son prensiles, pueden agarrar cosas con ellas. Como rumiantes, las jirafas mastican su comida a medias, es decir rumian, mientras el alimento viaja a través del estómago de cuatro cámaras.

Una jirafa yergue su largo cuello para comunicarse. Muestra sumisión estirando el cuello recto y alto con la nariz hacia arriba. Para mostrar agresividad, la jirafa baja en picada su cuello en forma paralela al suelo. Las jirafas machos utilizan sus cuellos para luchar por el dominio mediante duelos de cuellos (“necking”), lo que equivale básicamente a una pulseada con sus cuellos, y enfrentamientos, lanzando sus cuellos y osiconos (cuernos) al oponente.

Las jirafas son casi siempre criaturas silenciosas, salvo por algunos sonidos como gruñidos y bramidos. Sin embargo, los científicos han captado sonidos de baja frecuencia, llamados ondas infrasónicas, que las jirafas pueden usar para comunicarse, incluso a distancias superiores a una milla.

Giraffe

Imagen © Hans Hillewaert / CC BY-SA 4.0, vía Wikimedia Commons.

Instantánea

  • Como el animal terrestre más alto, las jirafas macho alcanzan alrededor de 5.5 metros. Las jirafas hembra, llamadas vacas, son un poco menos altas y pesan menos que los machos, que a veces alcanzan los 1.400 kilos.
  • Las jirafas viven en manadas, estando separadas las manadas de hembras y sus crías de las de los machos.
  • Se han identificado nueve subespecies de la familia de las jirafas en diferentes áreas de África, en base a las diferencias de color de la piel. Los científicos están etiquetando algunas de estas subespecies como especies distintas.
  • El único otro miembro de la familia Giraffidae es el okapi, un animal escurridizo con algunas rayas semejantes a las de las cebras.
  • Para enviar suficiente oxígeno hasta el cerebro, los pulmones de la jirafa son ocho veces más grandes que los pulmones humanos.
  • La jirafa tiene la cola más larga de los animales terrestres, llegando casi a los dos metros y medio.
  • Las jirafas duermen en promedio solo aproximadamente dos horas al día.

Diseño Divino

Jean Lamarck, y posteriormente Charles Darwin, propusieron que la jirafa desarrolló su largo cuello al heredar rasgos adquiridos mediante el uso y desuso. Darwin pensó que una sequía podría haber llevado a las jirafas primitivas a estirar sus cuellos para alcanzar las hojas en las copas de los árboles. No obstante, hoy, a través de una mayor comprensión de la herencia, sabemos que una jirafa con un cuello estirado debido a esta razón no podría transmitir esa característica a su descendencia.

Una idea modificada indica que el cuello largo evolucionó a través de la mutación y la selección natural, lo que favoreció a las jirafas que podían llegar a las ramas más altas. Tal idea plantea la siguiente pregunta: ¿Qué comieron las jirafas más jóvenes, y por qué las jirafas incluso hoy a menudo comen a la altura del hombro y más abajo? Más importante aún es la ausencia de la progresión propuesta de jirafas con un cuello corto a uno largo en el registro fósil.

Los evolucionistas también se ven enfrentados a un dilema en cuanto al diseño en lo que se refiere a la evolución de un cuello largo. Ese cuello de poco menos de dos metros requiere un intrincado sistema de vasos sanguíneos para mantener la presión arterial adecuada entre el corazón y el cerebro. Una jirafa doblando el cuello hacia abajo para beber agua es una maravillosa muestra de diseño. El corazón de 11 kilos de peso que bombea sangre hasta ese cuello en contra de la gravedad también bombea repentinamente hacia abajo a favor de la gravedad, lo que debería hacer explotar el delicado cerebro. Sin embargo, los vasos sanguíneos están unicamente diseñados con paredes reforzadas, válvulas de derivación, una red amortiguadora y señales de sensores para moderar la presión cuando la jirafa dobla su cuello hacia abajo.

El reverso de este intrincado sistema tiene lugar cuando la jirafa levanta la cabeza para que la presión se recupere y la jirafa no se desmaye. Además, se ha comparado la piel firme de las patas de la jirafa contra el traje antigravedad de un astronauta, ya que evita que la presión arterial alta presione la sangre hacia fuera de los capilares.

Ken Ham retrató el problema para los evolucionistas:

¿Cuántos cerebros de jirafas estallaron cuando ellas se inclinaron? ¿Cuántas jirafas se desmayaron al levantar la cabeza, convirtiéndose en alimento para los leones - hasta que las características especiales evolucionaron de alguna manera? Es obvio que las primeras jirafas debieron tener estas características especiales desde el principio. Si no, ¡no habrían sobrevivido para legárselas a su descendencia!

La próxima vez que visite el zoológico, deténgase en el lugar en que se exhiben las jirafas. Mientras la gente mira ensimismada, hable de cómo la jirafa muestra la obra de Dios. Alce su vista y contemple ese largo cuello, pero no se detenga allí. Dirija su mirada al Creador y alábelo.

Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra
y el poder; porque tú creaste todas las cosas,
y por tu voluntad existen y fueron creadas. (Apocalipsis 4:11)

Un agradecimeinto muy espcial a Roberto Andrade por la traducción del artículo.

Ayuda a traducir

Por favor, ayúdenos a proporcionar más material en español.

Ayuda a traducir

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438