Pez Trípode: Habitante del mar profundo

por
También disponible en English
Share:

Uno de los ecosistemas menos comprendidos en el mundo es el del suelo marino en mares profundos, esto es evidente ya que solo se puede llegar al fondo marino usando sumergibles robóticos y vehículos submarinos más grandes. Esta dificultad en alcanzar el hábitat ha sido una barrera significativa para el estudio de la fauna abisal.

Sin embargo, incluso con esas barreras, algunas criaturas han sido estudiadas. Una de ellas es el notablemente especializado pez trípode. El pez trípode es una criatura realmente única que exhibe una notable evidencia de la mano de Dios en su creación.

El pez trípode es habitante del fondo marino, vive a más de 6000 metros bajo la superficie,1 está distribuido en casi todo el mundo y tiene un diseño único para su estilo de vida.2 En lugar de nadar a lo largo de las profundidades buscando alimento, este pez permite que su alimento venga a él; a diferencia del pez sapo o peces similares que dependen del camuflaje y la emboscada para atrapar su comida mientras se acerca nadando desprevenida, el pez trípode no necesita moverse para cazar.3 En lugar de eso permanece inmóvil sobre sus largas y delgadas aletas en el fondo del mar y sujeta a su presa de la columna de agua a medida que pasa flotando.4 El pez trípode adquirió su nombre porque parece posar sobre un trípode en el fondo marino.

El pez trípode adquirió su nombre porque parece posar sobre un trípode en el fondo marino.

Estar en un trípode

A pesar de su hábitat, el pez trípode ha sido bien estudiado, y se encuentra sobre “fino sedimento” a una profundidad tal que la luz no puede penetrar.5 Tienen estructuras especializadas que se extienden de sus aletas ventrales o inferiores y caudal o cola, llamadas rayos. Estos rayos son más largos que el pez mismo y cuelgan de las aletas mientras el pez nada.6 Los rayos son altamente especializados: “tienen almohadillas al final de cada elemento elongado que protegen el rayo mientras está en contacto con el fondo del mar”.7

Piénsalo de este modo: cuando alguien pasa un largo rato trabajando sobre sus rodillas, usa rodilleras para disminuir el estrés sobre las articulaciones. Este estrés es causado por el peso del cuerpo descansando sobre las rodillas, cuando el pez trípode desciende su trípode, todo el peso de su cuerpo descansa sobre los rayos. Sin estas almohadillas las terminaciones de los rayos podrían producir ampollas, enconarse y potencialmente infectarse.

La habilidad del pez trípode de posar sobre el fondo marino después de nadar también es notable, cuando decide descender al fondo, deja de nadar y comienza a hundirse lentamente hacia el lecho marino, con sus dos “piernas” frontales extendidas hacia abajo. La “pierna” trasera del trípode, sin embargo, apunta directamente hacia atrás, y posiblemente sirve como como un punto de balance para el pez al hundirse. Una vez que las dos “piernas” frontales tocan el fondo, el pez trípode desciende la tercera y reanuda su típica posición de trípode.8

Sin embargo, este no es el único rasgo que hace al pez trípode perfectamente adaptado a la vida en el fondo marino, tiene una pequeña vejiga natatoria.9 Esto es importante debido a la presión del océano profundo, si tuvieran la vejiga natatoria estándar de peces de aguas poco profundas, tendría un problema significativo. La vejiga natatoria es un órgano lleno de gas que ayuda al pez a mantener una flotabilidad neutral, para evitar hundirse o flotar sin control en la columna de agua.10 Debido al incremento en la presión del agua encima, el gas dentro es comprimido. Si el pez trípode tuviera una vejiga natatoria normal, sería aplastado en la profundidad, matando al pez o paralizándolo. Debido a que su vejiga natatoria es pequeña, la compresión del gas no es severa y el pez no es aplastado incluso a una profundidad máxima de 6.000 metros.

Alimentación trípode

El pez trípode tiene otras características que lo hacen apto para sobrevivir en el fondo marino es capaz de detectar una corriente y hacerle frente. Esto permite que su presa preferida, el zooplancton se canalice por su boca sin tener que realizar el mas ligero movimiento para lograr capturarlo.11 Debido a que sus agallas especializadas son parecidas a las que presentan los peces que se alimentan por filtración, se asume que su alimentación funciona del mismo modo, pero esto no se ha confirmado todavía.12 Sin embargo, si un bocado en particular parece atractivo, se cree que el pez trípode tiene un mecanismo para rastrearlo.

A pesar de la casi total penumbra en la que vive, el pez trípode tiene una visión altamente especializada,13 sus retinas apuntan al frente y atrás: “el diseño de sus retinas es muy adecuado para el pez trípode, un depredador que se sienta a esperar y se alimenta de pequeños copépodos bioluminiscentes que son llevados por la corriente. El área temporal de la retina (dirigida frontalmente) puede ser usada para detectar un copépodo que aparece repentinamente en el campo visual frontal ventral, la zona del campo visual donde se espera que llegue la presa”.14 En otras palabras, los ojos de los peces trípode están diseñados para hacer exactamente lo que hacen.

También se cree que las aletas pectorales del pez trípode son usadas como sensores para detectar el movimiento de una presa en la oscuridad, debido a nervios agrandados en el área.15 Parece que el pez trípode fue diseñado para posar sobre el fondo marino y existir de la misma manera en la que lo hace hoy.

Parece que el pez trípode fue diseñado para posar sobre el fondo marino y existir de la misma manera en la que lo hace hoy.

El pez trípode posee otras características notables, tiene una glándula pineal como la mayoría de los vertebrados, pero es mas pequeña que la de otros peces,16 esto tiene sentido a la luz del papel de la glándula pineal en la producción de melatonina para regular el ciclo del sueño de los vertebrados. La glándula pineal es estimulada por los cambios de luz y oscuridad,17 dado que el océano profundo está en penumbra todo el tiempo, una glándula pineal normal produce demasiada melatonina, llevaría al pez trípode a descansar más de lo necesario. La pequeña glándula pineal señala fuertemente a la premeditación y diseño.

Trípode por diseño

Con todos estas características extraordinarias, el pez trípode desafía a los evolucionistas, dando toda la apariencia de haber sido diseñados para vivir en el fondo marino. Sin embargo, el diseño es un anatema para los evolucionistas. Sir Francis Crick, codescubridor de la estructura del ADN escribió: “los biólogos constantemente tienen en mente que lo que ellos ven no fue diseñado, sino que evolucionó”.19 Richard Dawkins fue un paso mas allá en su libro El relojero ciego: “La selección natural, el proceso ciego, inconsciente y automático que Darwin descubrió, y que ahora sabemos es la explicación de la existencia y aparentemente forma útil de toda vida, no tiene propósito en mente, no tiene mente, ni ojo de la mente. No planea para el futuro, no tiene visión, ni previsión ni visión en absoluto”.19 Sin embargo, esta falta de propósito distintiva es directamente opuesta a lo que observamos en el pez trípode.

Para poder funcionar correctamente en su medio, el pez trípode requiere numerosas características, sin las cuales podría morir o ser menos capaz de sobrevivir en su entorno. Por su profundidad, la vejiga natatoria debe ser mas pequeña que la de un pez promedio para evitar ser aplastado mientras desciende. Requiere de una glándula pineal mas pequeña para asegurar que mantendrá un balance correcto entre descanso y actividad; para poder alimentarse necesita ser capaz de sentir la dirección de la corriente para poder enfrentarla. Sin embargo, dado que la corriente esencialmente no existe en el fondo del océano, para poder alimentarse el pez trípode debe estar en un lugar que tenga corriente. Convenientemente, tiene un largo trípode que lo eleva del fondo marino para que pueda alimentarse de la corriente. Dawkins dice que la evolución no tiene previsión; no obstante, todas estas características y más, son necesarias para que el pez trípode sobreviva.

Esto pone al dogma evolutivo en una posición muy difícil, el pez trípode claramente apunta hacia el Creador, pero como Crick dijo, ellos deben creer que de algún modo evolucionó. Tal vez porque es algo oscuro y tal vez porque no hay respuesta, la forma en que el pez trípode evolucionó es una pregunta que ni si quiera han intentado abordar. Una búsqueda a profundidad realizada en Google: “evolución del pez trípode” arroja cero resultados, esto también es cierto si el nombre del género se sustituye por el nombre común “pez trípode”.20 Un autor en una revista de ciencia laica especuló que el pez trípode evolucionó sus zancos para poder ser más alto,21 sin embargo, esto es directamente opuesto al dictamen de Dawkins que afirma que la evolución no tiene un propósito en mente.22

Para los creacionistas, el pez trípode es un maravilloso ejemplo de la obra de Dios en su creación. También es un excelente ejemplo del detalle con el que construyó el mundo. Él sabía que al hombre le tomarían miles de años después de que hizo a los peces en Génesis 1:20–21, para explorar el fondo del mar y descubrir a criaturas como el pez trípode. A pesar de esto, el los creó de todas formas para traer gloria a si mismo, y eventualmente para que el hombre aprenda y disfrute.

Un agradecimiento muy especial a Ernesto Pineda por la traducción del artículo.

Referencias y Notas

  1. Arturo Angulo, William A. Bussing, and Myrna I. Lopez, “Occurrence of the Tripodfish Bathypterois ventralis (Aulopiformes: Ipnopidae) in the Pacific Coast of Costa Rica,” Revista Mexicana de Biodiversidad 86, no. 2 (June 2015): 546–549, doi:10.1016/j.rmb.2015.04.025.
  2. Ibid.
  3. Casey Patton, “Longlure Frogfish,” Florida Museum, accessed October 18, 2018, https://www.floridamuseum.ufl.edu/discover-fish/species-profiles/antennarius-multiocellatus/.
  4. Jansen Zuanon, Flávio A. Bockmann, and Ivan Sazima, “A Remarkable Sand-Dwelling Fish Assemblage from Central Amazonia, with Comments on the Evolution of Psammophily in South American Freshwater Fishes,” Neotropical Ichthyology 4, no. 1 (January–March 2006): 107–118, doi:10.1590/S1679-62252006000100012.
  5. E. H. Chave and Anthony T. Jones, “Deep-Water Megafauna of the Kohala and Haleakala Slopes, Alenuihaha Channel, Hawaii,” Deep-Sea Research Part A. Oceanographic Research Papers 38, no. 7 (July 1991): 781–803, doi:10.1016/0198-0149(91)90019-C
  6. Anthony T. Jones and Kenneth J. Sulak, “First Central Pacific Plate and the Hawaiian Record of the Deep-sea Tripod Fish Bathypterois grallator (Pisces: Chlorophthalmidae),” Pacific Science 44, no. 3 (1990): 254–257, https://scholarspace.manoa.hawaii.edu/bitstream/10125/1281/1/v44n3-254-257.pdf.
  7. Matthew P. Davis and Prosanta Chakrabarty, “Tripodfish (Aulopiformes: Bathypterois) Locomotion and Landing Behavior from Video Observation at Bathypelagic Depths in the Campos Basin in Brazil,” Marine Biology Research 7 (2011): 297–303, https://static1.squarespace.com/static/52434932e4b0e19537f94c26/t/5243a382e4b0fe7d0ab449fb/1380164482274/05_Davis_Chakrabarty_2010_Marine_Biology_Research.pdf.
  8. Ibid. A video of this behavior is available at http://archive.serpentproject.com/1772/. The video will start to download once you select the link. It is a very interesting video and demonstrates this remarkable behavior well.
  9. Edgar Cruz-Acevedo, Miguel Betancourt-Lozano, and Hugo Aguirre-Villaseñor, “Distribution of the Deep-Sea Genus Bathypterois (Pisces:Ipnopidae) in the Eastern Central Pacific,” Revista de Bilogia Tropical 65, no. 1 (2017): doi:10.15517/rbt.v65i1.23726.
  10. Adrienne Calo, “Science Spotlight: Fish, Swim Bladders and Boyle’s Law,” Quest, March 12, 2015, accessed October 18, 2018, https://ww2.kqed.org/quest/2015/03/12/science-spotlight-fish-swim-bladders-and-boyles-law/.
  11. John C. Montgomery and John A. Macdonald, “Evolution of Sensory Systems: A Comparison of Antarctic and Deep-Sea Ichthyofauna,” in Fishes of Antarctica, ed. Guido Di Prisco, Eva Pisano, and Andrew Clark (Milano, ItaliY: Springer, 1998): 329–338, doi:10.1007/978-88-470-2157-0_28.
  12. Davis and Chakrabarty, “Tripodfish.”
  13. S. P. Collin and J. C. Partridge, “Fish Vision: Retinal Specialization in the Eyes of Deep-Sea Teleosts,” Journal of Fish Biology 49, Supplement A (1996): 157–174, https://pdfs.semanticscholar.org/3c45/a9e0d360a704820cc205b1a29f3cf79b0eee.pdf.
  14. Eric J. Warrant, Shaun P. Collin, and N. Adam Locket, “Eye Design and Vision in Deep-Sea Fishes,” in Sensory Processing in Aquatic Environments, eds. Shaun P. Collin and N. Justin Marshall (New York: Springer, 2003), 303–322, doi:10.1007/978-0-387-22628-6_16.
  15. Ken Sulak, “The Systematics and Biology of Bathypterois (Pisces, Chlorophtalmidae) with a Revised Classification of Benthic Myctophiform Fishes,” Galathea Rep. 14 (1977): 49–108, https://www.researchgate.net/profile/Ken_Sulak/publication/237671743_The_systematics_and_biology_of_Bathypterois_Pisces_Chlorophthalmidae_with_a_revised_classification_of_benthic_myctophiform_fishes/links/55c3d39608aea2d9bdc1c7b9/The-systematics-and-biology-of-Bathypterois-Pisces-Chlorophthalmidae-with-a-revised-classification-of-benthic-myctophiform-fishes.pdf.
  16. H.-J. Wagner and U. Mattheus, “Pineal Organs in Deep Demersal Fish,” Cell and Tissue Research 107, no. 1 (2002): 115–127, doi:10.1007/s00441-001-0482-y.
  17. Charles Emerson, “Pineal Gland,” Encyclopedia Britannica, last updated September 4, 2015, accessed October 18, 2018, https://www.britannica.com/science/pineal-gland.
  18. Francis Crick, What Mad Pursuit: A Personal View of Scientific Discovery (New York: Basic Books, 1988).
  19. Richard Dawkins, The Blind Watchmaker (New York: W. W. Norton & Company, Inc., 1996).
  20. Searches performed October 19, 2018.
  21. Bec Crew, “Tripod Fish: A Deep-Sea Fish Able to ‘Stand’,” Australian Geographic, March 20, 2014, accessed October 19, 2018, https://www.australiangeographic.com.au/blogs/creatura-blog/2014/03/tripod-fish-a-fish-with-legs/.
  22. Dawkins, The Blind Watchmaker.

Ayuda a traducir

Por favor, ayúdanos a proporcionar más material en español.

Ayuda a traducir

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438