Stephen Hawking 1942–2018

por
También disponible en English
Share:

El famoso astrofísico británico Stephen Hawking murió hoy. Interesantemente Albert Einstein nació en la misma fecha, pero en 1879. Ambos hombres murieron justamente después haber cumplido los 76 años de edad. Estos hechos no serían sorprendentes si su trabajo y escritos no estuviesen tan íntimamente relacionados.

A una edad muy joven, Einstein desarrolló la teoría general de la relatividad que ha dominado por un siglo la teoría del espacio, el tiempo y la gravedad. No solo era Hawking un hombre brillante, sino que tenía un buen sentido de tiempo. Cuando Hawking estaba en sus 20s muchos astrofísicos aceptaban la existencia de los agujeros negros y la cosmología del Big Bang. La relatividad general y el modelo matemático eran utilizados para comprender a ambos. Y utilizando la relatividad general, Hawking contribuyó más acerca del entendimiento de los agujeros negros y la naturaleza del modelo del Big Bang que cualquier otra persona.

Su libro popular A Brief History of Time (Historia breve del tiempo) en1988 fue un gran éxito. Estuvo muy bien escrito y recibió increíbles reseñas. El libro se vendió muy bien y ofreció esperanza a millones que ellos finalmente pudieran entender lo que son los agujeros negros y la cosmología. Hay una cita que se atribuye a Einstein que dice: “todo debe ser hecho tan simple como sea posible pero no más simple”, (aunque realmente no hay evidencia que Einstein dijo esto). Estos temas son complicados y muchas personas que comenzaron a leer el libro prontamente se encontraron con partes muy difíciles de entender. A Brief History of Time (Historia breve del tiempo) ha sido descrito como “el libro de mejores ventas, pero menos leído, de todos los tiempos”. De la autoría de Hawking también vino más reciente titulado The Grand Design (El gran diseño). Varios puntos de vista presentados en sus libros han sido criticados por Answers in Genesis en artículos tales como Stephen Hawking's Emphasis on Universe Without God (artículo disponible en inglés).

Stephen Hawking, Cambridge

Dr. Stephen Hawking, Wikimedia Commons.

Aunque la fama de Hawking es por sus contribuciones en el campo de la astrofísica su trabajo pudo haber pasado desapercibido sino hubiera sido por su diagnóstico de esclerosis lateral amiotrofia (ELA) más de medio siglo atrás mientras se graduaba de sus estudios posgrado. Esta condición es algunas veces conocida como Lou Gehrig en los Estados Unidos por una de sus víctimas más prominentes. Esta condición le quita a la persona las facultades del uso motor para controlar su cuerpo. Inicialmente le dieron a Hawking solamente unos años de vida, pero obviamente su prognosis demostró lo contrario. Aunque fue diagnosticado a una edad temprana con ELA, la progresión de la condición en él fue una más lenta de lo normal. El uso del hablar prontamente fue detenido y el control y uso de su cuerpo comenzó a decaer hasta que terminó confinado a una silla de rueda. Nuevamente el buen sentido de tiempo de Hawking fue de gran ayuda, porque los avances en el cuidado médico prolongaron su vida más de lo que era posible solo unos años antes. Y los avances en la tecnología computadorizada hicieron posible que él se comunicara con otros para que continuara su trabajo a través de unos sintetizadores de voz que eran controlados por el poco control corporal que le quedaba. La foto de Hawking en una silla de rueda con un sintetizador de voz lo transformó en un ícono y un héroe del pueblo.

Como debe ser esperado el diagnóstico de ELA tuvo un impacto serio en Hawking. Inicialmente, quería dejar sus estudios posgrado y pensó que no había sentido en seguir, pero pronto fue persuadido a regresar. También tuvo un impacto muy negativo en su matrimonio. Hawking se casó con su primera esposa, Jane en 1965, justamente después de su diagnóstico de ELA. Estuvieron casados por 30 años, aunque su matrimonio se fue tornando muy difícil con la progresión de la condición de Hawking.

Después de su divorcio, Jane escribió su autobiografía en 1999, que fue revisada nuevamente en el 2007, y fue adaptada para la pantalla grande en el 2014 titulada The Theory of Everything (La teoría de todo). En libros y entrevistas Jane describió las maneras en que Hawking fue cambiando en su matrimonio, y como el Hawking que ella conocía era muy diferente al Hawking conocido como la figura pública. Lo más impresionante fue como la convicción de su fe cristiana la sostuvo a través de todo. Y ella hizo un contraste entre su fe y el ateísmo de Hawking. Más tarde en su vida Hawking comenzó a hablar públicamente acerca de su creencia en el ateísmo. Aquí hay varios ejemplos:

Hay una diferencia fundamental entre la religión que es basada en la autoridad, [y] la ciencia, que es basada en la observación y el razonamiento. La ciencia gana porque funciona.

Todos somos libres de creer lo que queramos, y es mi punto de vista que la explicación más sencilla que hay, es que no hay Dios. Nadie creó el universo y nadie dirige su destino. Esto me hace llegar a una profunda conclusión. Probablemente no hay un cielo, y no hay vida después de la muerte. Solo tenemos esta vida para apreciar el gran diseño del universo, y por esta razón yo estoy muy agradecido.

Antes de entender la ciencia es muy natural que creamos que Dios creó el universo. Pero ahora la ciencia ofrece unas explicaciones más convincentes. A lo que quise decir con “conoceríamos la mente de Dios” es que conociéramos todo lo que Dios conoce si hubiera un Dios. El cual no hay. Yo soy un ateo.

Dios pudo haber decretado las leyes, pero Dios no interviene para romperlas.

Hablando acerca de la vida después de la muerte, Hawking declaró en el 2011, “Yo considero el cerebro como una computadora en el cual dejará de trabajar cuando sus componentes fallen. No hay un cielo ni una vida después de la muerte para computadoras rotas; eso es un cuento de hadas para las personas que le temen a la oscuridad.”

No hay un cielo ni una vida después de la muerte para computadoras rotas; eso es un cuento de hadas para las personas que le temen a la oscuridad.

Hawking también declaró que la filosofía estaba muerta. El basó su creencia en que los filósofos no se habían mantenido al día con los desarrollos modernos de la ciencia y por consecuencia los científicos “se han convertido en los portadores de la antorcha del descubrimiento en nuestra búsqueda del conocimiento.” Hawking procedía de una familia con un trasfondo metodista. El camino que tomó Hawkins hacia el ateísmo no es claro. ¿Habrá sido su fascinación con la astrofísica que lo llevó a la conclusión falsa de que la ciencia ofrece la explicación fundamental de los orígenes aparte del Creador? ¿Tuvo su condición un papel al desarrollar en él coraje hacia Dios quien permitió que desarrollase ELA?

Mientras el mundo llora la muerte de la pérdida de una mente tan brillante, hay mucho más que lamentarse hoy. Hoy un hombre ha pasado a la eternidad sin el conocimiento del Salvador del mundo, Jesucristo (aunque no sabemos lo que estaba pensando acerca de la mortalidad y la vida después de la muerte en sus últimos días de vida.) Aquí en Answers in Genesis lamentamos el hecho que Hawking y muchos otros han decidido que la ciencia supuestamente ha probado que no hay un Dios. Sin embargo, creemos firmemente que la ciencia, cuando es correctamente entendida, es consistente con lo que Dios revela en la Biblia.

Un agradecimiento muy especial a Charissa Dávila González por la traducción del artículo.

Ayuda a traducir

Por favor, ayúdanos a proporcionar más material en español.

Ayuda a traducir

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438