“Viabilidad” Criterio & Edad: Semana 25 en la vida de un bebé no nacido

por Stacia McKeever octubre 28, 2022
También disponible en English
Share:

El cabello es visible ahora, los pulmones continúan formándose, la mayoría de los bebés pueden vivir por fuera del vientre con cuidados intensivos en esta semana de la vida de un bebé no nacido.

Recursos para ayudarle a compartir el mensaje de Sanctity-of-Life (La santidad de la vida)

A las 25 semanas (27 semanas de edad gestacional), el cabello de la cabeza del bebé es visible. Su cerebro está activo desarrollando neuronas y formando conexiones a través de diferentes áreas. Esto incluye la red de nervios que conectan los oídos, lo que significa que el bebé seguramente reconoce la voz de su madre. Debido a que está cubierto con vérnix caseosa (una capa cremosa que protege la piel del bebé), los sonidos son amortiguados. Muchos padres leen y le cantan al bebé al estar dentro del útero, lo que promueve el crecimiento de las neuronas y el reconocimiento una vez que el bebé nace.

Los pulmones del bebé continúan desarrollándose a medida que se prepara para respirar después del nacimiento. Las células de sus pulmones están elaborando el surfactante que hace que los pequeños sacos de aire (alvéolos) se muevan sin contratiempo para prevenir su colapso. El bebé practica respirando el fluido amniótico que lo rodea para estar listo para su primer respiro fuera del vientre de su madre.

25 semanas de vida

Modelo de la exposición y del libro “Fearfully and Wonderfully Made” del Creation Museum (Museo de la Creación)

El bebé mide aproximadamente 36,6 cm y pesa alrededor de 2 libras. Le gusta enroscarse en “posición fetal” y tiene una rutina de estar despierto y dormir. También le da hipo, el cual puede ser percibido por la madre, quien puede disfrutar viendo como el bebé se mueve en su vientre.

Las papilas gustativas del bebé se han desarrollado, y a través del líquido amniótico, puede saborear las diferentes comidas que la mamá consumió (el bebé prueba la comida de la madre cerca de dos horas después de que ella come). Aunque el bebé y la madre son dos individuos separados, si la madre cuida bien de su cuerpo (en lo que come, las vitaminas que consume, y el descanso que se toma), esto ayuda a que el bebé se desarrolle adecuadamente.

La mayoría de los bebés que nacen durante esta etapa pueden sobrevivir con niveles de atención significativos. Esto causa que algunos sugieran que está bien matar a los bebés dentro del útero antes de este punto, ya que no podrían sobrevivir por sí mismos por fuera del vientre. Sin embargo, ¿quién de nosotros sería capaz de sobrevivir por sí mismo si somos empujados a un ambiente desconocido y sin recibir ayuda alguna—digamos, en el frío extremo del ártico, o en el calor extremo del desierto? La habilidad de sobrevivir por nosotros mismos no determina nuestra condición de ser humanos—un infante muy posiblemente no sobreviviría si se dejara solo por varios días. El derecho a la vida viene con el hecho de que somos hechos a la imagen del Creador desde el momento de la fecundación.

¿Embarazada?

Es probable que, para esta etapa de desarrollo del bebé, los padres hayan dado la noticia, tal vez con un mensaje similar a, “¡Vamos a ser padres en septiembre!” No obstante, ese no es un comentario acertado, ¿verdad? Desde el momento en que el espermatozoide del padre fecundó el óvulo de la madre, el hombre y la mujer se convirtieron en padres. Sus padres fueron abuelos, sus hermanas tías, y sus hermanos tíos. Aunque celebremos el día del nacimiento de nuestros hijos, en realidad ellos son cerca de nueve meses mayores.

Un amigo misionero me dijo alguna vez, “En China empiezan a contar desde la concepción, entonces lo que nosotros llamamos el primer cumpleaños, ellos lo llaman el segundo. Yo solía enloquecer a mis hijas haciendo esas cuentas con ellas—ellas no querían tener un año más de edad”. Otro amigo misionero en Haití comentó que los haitianos también consideran que un niño tiene un año al nacer. De hecho, cuando nosotros celebramos los cumpleaños de nuestros hijos, nos gusta decir que ellos están cumpliendo “X años después de haber salido del vientre”. Mi hijo mayor celebró 13 años de haber salido del vientre a comienzos de noviembre, pero él pasó muchos meses antes diciéndole a todo el mundo que “técnicamente ya tenía 13”—¡y él estaba en lo cierto¡

Por supuesto, eso significa que la mujer que está embarazada por primera vez en el Día de la Madre ¡debería celebrar sin reserva alguna! Ella ya es madre, inclusive si, trágicamente, pierde al bebé antes de que nazca. Y del mismo modo, esto aplicaría para el padre en su día.

Hace tan solo unos días, dos de mis amigos provida publicaron por separado en medios sociales que ellos “¡se habían convertido en abuelos el día anterior!” Aquellos de nosotros que tenemos una cosmovisión que afirma la vida necesitamos asegurarnos de que nuestras palabras coincidan con nuestras creencias para así no negar la humanidad de un bebé en el vientre sin querer. Para obtener información adicional acerca de la manera en que se debe pensar y hablar correctamente acerca del embarazo, aborto involuntario, y nacimiento, vea los siguientes recursos en inglés:

Boletín informativo

Consiga las noticias más recientes en un correo mensual.

Respuestas en Génesis es un ministerio de apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438