El Big Bang (La gran explosión)

¿El método que Dios eligió para la Creación?

by on
Also available in English and Português
Share:

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la revista Answers.

¿Cómo llegó a existir este universo? Fue diseñado por Dios, y si es así, ¿cómo lo hizo? ¿Usó Dios métodos “naturales” para crear el universo, o lo creó todo de forma sobrenatural? Estas preguntas son fundamentales para nuestra comprensión del propósito del universo y nuestra importancia dentro de él. Afortunadamente, hay respuestas.

¿Qué dice la Biblia . . . ?

El registro del Creador

El Creador mismo ha dado un registro escrito que resume Sus actos creativos. Lamentablemente, muchas personas tienden a ignorar lo que Dios ha dicho. En su lugar, se basan en filosofías seculares para explicar lo que sucedió en el pasado, lo cual contradice la historia y los testimonios de testigos presenciales registrados.

¿Se imagina a las personas aplicando este tipo de pensamiento en otros campos de estudio? ¿Qué pasaría si los historiadores rechazaran la historia registrada y afirmaran que la Primera Guerra Mundial nunca sucedió porque su filosofía no permite la posibilidad de una guerra mundial? ¿Sería algo razonable?

Hoy en día es común que las personas rechacen la posibilidad de una creación sobrenatural y bíblica, simplemente porque reciben con los brazos abiertos la filosofía del naturalismo (la creencia de que “la naturaleza es todo lo que hay”).

El Big Bang se basa en el naturalismo

Ya que la filosofía del naturalismo no permite nada más que a la naturaleza, un naturalista insistiría en que el universo fue creado por los tipos de procesos que actualmente operan dentro de él. El Big Bang se basa en esta suposición crítica; es decir, el modelo del Big Bang intenta describir la formación de todo el universo por medio de procesos que actualmente operan dentro del universo. Se dice que las estrellas, los planetas y las galaxias fueron todos formados de manera “naturalista”, por las leyes de la naturaleza actualmente en funcionamiento.

Datos breves

  • Irónicamente, lo único que el Big Bang no explica es el origen del universo. Sólo es una historia acerca de lo que supuestamente sucedió después.
  • El fondo cósmico de microondas es mucho más uniforme de lo que se predijo por medio del modelo del Big Bang.
  • En la última década, los astrónomos han descubierto cientos de planetas orbitando otras estrellas. Son grandes planetas del tamaño de Júpiter que orbitan muy cerca de su estrella, lo contrario de lo que predicen los modelos seculares.

¿Es racional o necesario asumir que el universo fue creado de la misma forma en que opera? De ningún modo. Podemos ver lo absurdo de tal pensamiento aplicándolo a otros objetos. Por ejemplo, una linterna opera mediante la conversión de energía eléctrica en luz. ¿Sería racional asumir que la linterna fue creada por la conversión de energía eléctrica en luz? No, fue creada por un proceso completamente diferente. Pasa con la mayoría de las cosas.

Lógicamente, no necesariamente podemos concluir que el universo fue creado por los tipos de procesos que operan dentro de él. El naturalismo solamente es una suposición, y nada más.

AFIRMACIONES DE QUE LOS PROCESOS NATURALISTAS QUE DIOS USÓ NIEGAN LO QUE EL CREADOR MISMO HA DICHO SOBRE LA CREACIÓN DEL UNIVERSO.

No obstante, algunos que aseguran ser cristianos aceptan la afirmación de que Dios usó procesos naturalistas, incluyendo el Big Bang, para crear el universo. Es posible que ellos estén de acuerdo con los astrónomos ateos en que las estrellas y los planetas se formaron por procesos naturales lentos durante miles de millones de años, pero con la única excepción de que la mano de Dios dirigió estos procesos. Por desgracia, estos puntos de vista niegan lo que el Creador mismo ha dicho acerca de la creación del universo, como veremos en el resto de este artículo.

La Biblia enseña la creación supernatural

El libro de Génesis dice que Dios dio a los seres humanos el dominio sobre la tierra. Él dijo que debemos ser administradores de Su creación. Hoy, Dios sostiene al universo de una manera lógica y ordenada de forma que podamos entenderlo e influenciarlo mientras cumplimos con nuestro “mandato de dominio” dado por Dios.

En muchos casos, podemos escribir las ecuaciones para describir el comportamiento predecible consistente del universo. Estas ecuaciones, o “leyes de la naturaleza”, son descripciones de la forma en que Dios sostiene el universo en el presente. Sin embargo, estas leyes de la naturaleza no pueden describir cómo Dios creó el universo. Al igual que la linterna del ejemplo, el universo no fue creado por los mismos procesos que operan dentro de él en la actualidad.

Dios deja en claro en Génesis 2:2 que Él cambió Su operación en el séptimo día, cuando terminó Su obra de creación. Así que Dios ya no está actuando hoy en la misma forma en que lo hizo durante la semana de la creación. Ya no está hablando para hacer que existan nuevos animales, plantas, ni estrellas. La creación fue un evento sobrenatural que no se puede describir por las leyes actuales de la naturaleza.

Así que el naturalismo (la filosofía subyacente del Big Bang) no puede armonizarse con Génesis. El Big Bang es diametralmente opuesto a la creación sobrenatural descrita en la Biblia. Además, hay muchas otras diferencias entre el Big Bang y el relato bíblico de los orígenes. Por ejemplo:

  1. La Biblia nos dice que Dios creó el cielo, la tierra, y todas las cosas que en ellos hay en el lapso de seis días (Éxodo 20:11) y reposó en el séptimo día. Esta es la base para nuestra semana de trabajo (Éxodo 20:8). En contraste, el modelo del Big Bang sostiene que el universo y la tierra se formaron en un periodo de miles de millones de años.
  2. Génesis nos dice que Dios creó las estrellas en el cuarto día, tres días después de que se creó la tierra. En contraste, el modelo del Big Bang sostiene que las estrellas ya existían miles de millones de años antes que la tierra.
  3. La Biblia nos dice que la tierra fue hecha a partir de agua (2 Pedro 3:5; Génesis 1:2-9; Salmo 24:2), pero el modelo secular estándar enseña que la tierra comenzó como una masa amorfa fundida.

Una historia sobre el pasado y el futuro

El modelo del Big Bang realmente es una historia sobre el supuesto pasado. Pero pocas personas se dan cuenta de que también es una historia sobre el supuesto futuro.

El modelo del Big Bang (en la variación más aceptada) afirma que nuestro universo se expandirá para siempre. En algún momento, toda la energía utilizable se convertirá en una forma inútil, y la vida ya no será posible. Es un panorama sombrío y es muy diferente a la descripción bíblica del futuro. Las Escrituras nos enseñan que habrá una resurrección, un juicio, y después habrá una restauración del paraíso. Claramente, la Biblia no es compatible con el Big Bang.

¿Qué dice la ciencia . . . ?

¿Qué pasa con la evidencia científica?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que el Big Bang no sólo es mala teología, sino que también es mala ciencia. ¿El Big Bang es el mismo tipo de ciencia que puso al hombre en la luna o que permite que su computadora funcione? De ningún modo. El Big Bang no es una ciencia que se puede comprobar ni repetir en un laboratorio. No hace predicciones específicas que se confirmen por medio de observación y experimentación. De hecho, el Big Bang está en desacuerdo con una serie de principios de la verdadera ciencia operacional. Vamos a explorar algunos de estos.

Monopolos faltantes

La mayoría de la gente sabe algo acerca de los imanes, como los que se encuentran en una brújula. Estos imanes tienen dos "polos", un polo norte y un polo sur. Los polos que son iguales se repelen entre sí, y los opuestos se atraen. Un "monopolo" es una partícula masiva hipotética que es como un imán, pero con sólo un polo. Entonces, un monopolo tendría ya sea un polo "norte" o un polo "sur", pero no ambos. Los físicos de partículas afirman que las condiciones de altas temperaturas del Big Bang deberían haber creado monopolos magnéticos. Ya que se predice que los monopolos son estables, deberían haber durado hasta nuestros días. Sin embargo, a pesar de considerables búsquedas, no se han encontrado los monopolos. ¿Dónde están los monopolos?

El hecho de que no encontramos ningún monopolo sugiere fuertemente que el universo nunca estuvo tan caliente. Esto indica que nunca hubo un Big Bang. Pero la falta de monopolos es perfectamente consistente con el relato de la creación de la Biblia, porque el universo no comenzó a temperaturas extremadamente altas.

¿Dónde está la antimateria?

Otro reto para el Big Bang es el "problema del número bariónico". El Big Bang supone que la materia (hidrógeno y helio) fue creada a partir de la energía a medida que el universo se expandía. Sin embargo, la física experimental nos dice que cada vez que se crea materia de la energía, tal reacción también produce antimateria.

¿Dónde está la antimateria?

La antimateria tiene propiedades similares a la materia, excepto que las cargas de las partículas se invierten. (Por lo tanto, mientras que un protón tiene una carga positiva, un antiprotón tiene una carga negativa). En cualquier reacción en la que la energía se transforma en materia, se produce una cantidad exactamente igual de antimateria; no hay excepciones conocidas.

El Big Bang (que para comenzar no tiene materia sino que sólo energía) debería haber producido cantidades precisamente iguales de materia y antimateria. Por lo tanto, si el Big Bang fuera cierto, debería haber una cantidad exactamente igual de materia y antimateria en el universo actual. Pero no la hay. El universo visible está compuesto casi en su totalidad de materia, con sólo pequeñas cantidades de antimateria.

Este problema devastador para el Big Bang en realidad es una poderosa confirmación de la creación bíblica; es una característica de diseño. Dios creó el universo para ser esencialmente materia solamente, y es bueno que lo haya hecho. Cuando la materia y la antimateria se juntan, se destruyen violentamente entre sí. Si el universo tuviera cantidades iguales de materia y antimateria (como el Big Bang lo requiere), la vida no sería posible.

Estrellas de población III faltantes

El modelo del Big Bang por sí mismo puede dar cuenta de la existencia de solamente los tres elementos más ligeros (hidrógeno, helio y rastros de litio). Esto deja a casi 90 de los otros elementos de origen natural sin explicación. Ya que las condiciones del supuesto Big Bang no son las adecuadas para formar estos elementos más pesados (como los grandes defensores del Big Bang lo reconocen fácilmente), los astrónomos seculares creen que las estrellas han producido los elementos restantes de la fusión nuclear en sus núcleos. Se cree que esto ocurre en las etapas finales de las estrellas masivas, cuando las estrellas explotan (supernovas). Estas explosiones luego distribuyen los elementos más pesados en el espacio. Entonces, las estrellas de segunda y tercera generación son "contaminadas" con pequeñas cantidades de estos elementos más pesados.

Si esta historia fuera cierta, entonces las primeras estrellas se compondrían de sólo los tres elementos más ligeros (ya que estos habrían sido los únicos elementos existentes al principio). Algunas de esas estrellas1 todavía deberían existir en el presente, ya que se calcula que su vida útil supera el tiempo que ha transcurrido desde el Big Bang. Tales estrellas serían llamadas "Estrellas de población III".2 Sorprendentemente (para aquellos que creen en el Big Bang), las estrellas de población III no se han encontrado por ninguna parte. Todas las estrellas conocidas tienen al menos rastros de elementos pesados en ellas. Es increíble pensar que se estima que sólo nuestra galaxia tiene más de 100 mil millones de estrellas en ella. Sin embargo, no se ha descubierto ninguna estrella que se componga de sólo de los tres elementos más ligeros.

Estrellas de población III faltantes

Conclusión

EL BIG BANG NO ES COMPATIBLE CON LA BIBLIA Y NO ES BUENA CIENCIA.

Simplemente no hay ninguna buena razón para creer en el Big Bang. No es compatible con la Biblia, y no es buena ciencia. En el espacio limitado de este artículo hemos mostrado sólo algunas de las dificultades científicas con el Big Bang. Aunque los astrónomos seculares han propuesto posibles soluciones a estos problemas, me permito sugerir que este tipo de problemas son síntomas de la cosmovisión incorrecta subyacente. El Big Bang asume erróneamente que el universo no fue creado sobrenaturalmente sino que sucedió por procesos naturales. Sin embargo, la realidad no concuerda con esta idea. La ciencia confirma el mensaje de la Biblia: "En el principio, Dios creó los cielos y la tierra."

Referencias y Notas

  1. Las estrellas pequeñas (secuencia principal roja) no utilizan su combustible rápidamente. Estas estrellas teóricamente tienen suficiente combustible para durar mucho más tiempo que la edad del universo, según lo estimado por las suposiciones del Big Bang.
  2. Si una estrella tiene una muy pequeña cantidad de elementos pesados, se llama estrella "de población II". Las estrellas de población II existen principalmente en el bulbo central y el halo de galaxias espirales, en cúmulos globulares de estrellas y en galaxias elípticas. Si una estrella tiene una cantidad relativamente grande de elementos pesados (como el sol), se llama estrella "de población I". Estas estrellas se encuentran principalmente en los brazos de las galaxias espirales. La estrella de población III hipotética no tendría elementos pesados en absoluto.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438