¿Creen los evolucionistas las ideas de Darwin sobre la evolución?

by and on
Also available in English
Share:

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la book The New Answers Book 3.

Son pocas las personas que han leído realmente la obra de Darwin, y si lo hicieran, se sorprenderían al leer algunas de sus ideas.

Charles Darwin publicó sus ideas sobre la evolución por primera vez hace más de 150 años. En esos 150 años hemos llegado a entender la complejidad de la vida, y muchos campos científicos nuevos han esclarecido la pregunta sobre la validez de la hipótesis evolutiva de Darwin. Son pocas las personas que realmente han leído la obra de Darwin, y si lo hicieran, se sorprenderían al leer algunas de sus ideas. En este capítulo vamos a echar un vistazo a lo que creían Darwin y otros de los primeros evolucionistas y cómo han cambiado esas ideas con el tiempo.

Darwin estaba equivocado en muchos aspectos, y serían pocos los que no estarían de acuerdo con esta afirmación. Pero si Darwin estaba equivocado en algunos aspectos, ¿quiere decir que toda la hipótesis de la evolución es incorrecta?

¿Qué es la evolución?

Al igual que muchas palabras, la evolución tiene muchos usos diferentes dependiendo de su contexto. El concepto general de la palabra es "cambio a través del tiempo". En ese sentido, se podría decir que una mariposa evoluciona a partir de un huevo, para convertirse en oruga, la cual se convierte en una mariposa con alas y un niño evoluciona para convertirse en un adulto. No hay dudas de que los organismos individuales cambian con el tiempo. Sin embargo, utilizarse la palabra de esta manera puede ser muy engañoso para el debate sobre los orígenes. La hipótesis de Darwin implica un concepto muy diferente.

La forma en que se utiliza la palabra evolución en este capítulo y en todos los libros de texto de ciencias, los museos de historia natural, y los programas de ciencia en la televisión, se refiere a la idea de que toda la vida biológica en la tierra ha descendido de un ancestro común. Hay muchas variaciones diferentes sobre este tema, así como varias explicaciones de cómo el primer organismo llegó a existir a partir de materia no viviente. Examinar algunas de las posiciones evolutivas históricas y compararlas con las ideas que son populares en los círculos científicos de hoy en día, muestra cuánto han cambiado esos conceptos. En general, la evolución se utilizará para referirse al concepto de moléculas que se convierten en hombres con el tiempo. Este concepto de la evolución está en oposición directa con el relato bíblico de la creación presentado en el libro de Génesis.1

Evolución: una idea antigua

El concepto de evolución de moléculas a hombres ciertamente no es una idea nueva. Varios filósofos griegos antes del tiempo de Cristo escribieron sobre el tema. Por ejemplo, Lucrecio y Empédocles promovieron una forma de selección natural que no depende de ningún tipo de propósito. En De Rerum Natura (Sobre la naturaleza de las cosas) Lucrecio escribe:

Y muchas especies de animales debieron haber muerto en ese tiempo, incapaces por medio de la procreación de forjar la cadena de la posteridad: para cualquier cosa que vea alimentándose del aliento de la vida, ya sea la astucia o el coraje o al menos la rapidez debió haber protegido y mantenido ese género en su temprana existencia. . . . Pero aquellos a los que la naturaleza no les dio ninguna de esas de cualidades, de modo que no podían ni vivir por sí mismos como querían, ni darnos alguna utilidad por la que valiera la pena sufrir para darles de comer bajo nuestra protección y seguridad, estos sin duda están a merced de otros para ser presa y ganancia, se vieron obstaculizados por sus propias cadenas fatídicas, hasta que la naturaleza llevó a esa raza a su destrucción.2

Esto está en oposición a lo que pensaba Aristóteles, quien promovió la idea de propósito en la naturaleza. Aristóteles también se imaginó formas de vida avanzando a través de la historia, pero creía que la naturaleza tenía el objetivo de producir belleza.3 Esta idea de propósito en la naturaleza, o teleología, se vio más tarde en las obras de Tomás de Aquino y otros filósofos cristianos.

>EL CONCEPTO DE EVOLUCIÓN NO SE HABÍA PERDIDO DEL PENSAMIENTO OCCIDENTAL CUANDO DARWIN LO REDESCUBRIÓ.

El concepto de la evolución no se había perdido del pensamiento occidental cuando Darwin lo redescubrió; siempre estuvo presente en diversas formas. Debido a que gran parte del pensamiento estaba dominado por las ideas aristotélicas, la idea de un proceso de evolución sin propósito no era popular. La mayoría veía un propósito en la naturaleza y las interacciones entre los seres vivos. El predominio de la Iglesia Católica Romana en Europa (donde nació la ciencia moderna) y su fidelidad a la filosofía aristotélica también desempeñó un papel en la limitación de la promoción de la evolución y otras ideas contrarias ya que se veían como una herejía. Mientras la época de la Ilustración se afianzaba en Europa en los siglos 17 y 18, las explicaciones que veían más allá de una causa dirigida se hicieron más populares.

Erasmus Darwin

Entre la mitad y finales del siglo 18, Kant, Leibnitz, Buffon, y otros comenzaron a hablar abiertamente de una fuerza natural que ha impulsado el cambio de los organismos de simples a complejos a través del tiempo. La idea de la evolución estaba bien establecida en la literatura, pero no parecía haber ningún mecanismo legítimo para explicar adecuadamente esta idea en términos científicos. Siguiendo el espíritu de los poetas griegos, Lucrecio y Empédocles, Erasmus Darwin, el abuelo ateo de Charles, escribió algunas de sus ideas en versos poéticos. Muy parecida a la idea de la supervivencia del más apto, Erasmus habló de la lucha por la existencia entre diferentes animales e incluso plantas. Esta lucha es una parte del proceso evolutivo que él esboza en su obra Templo de la Naturaleza (1803) en la sección titulada "La producción de la vida":

Por lo tanto, sin progenitor por nacimiento espontáneo
se alzan las primeras motas de tierra animada;
de la matriz de Natura, la planta o el insecto nada,
y echa brotes o respira, con miembros microscópicos.4

Y continúa:

Bajo las olas sin orilla, la vida orgánica nacía
y las nacaradas cavernas oceánicas la nutrían.
Las primeras formas diminutas, invisibles con la lente,
pululan en el lodo o cruzan las aguas en torrente;
y con las innúmeras generaciones que florecen,
nuevo poder y miembros recios adquieren;
de allí brotan las plantas incontables, aletas, patas, alas admirables.5

Desde la generación espontánea a partir de materia inanimada, Erasmus imaginó la vida evolucionando con el tiempo hasta llegar a formas más complejas. Él no identificó ningún mecanismo que pudiera haber causado el cambio, aparte de las referencias generales a la naturaleza y una vaga fuerza impulsora.

En la introducción de esta obra, Erasmus Darwin afirma que no tiene el propósito de instruir, sino más bien de entretener, y luego incluye muchas notas que describen sus ideas. A pesar de su declaración de tener intenciones inocentes, este poema establece la progresión gradual, de simple a compleja de la materia para llegar a ser una criatura viviente, lo cual es una visión muy conscientemente diferente del relato bíblico de la creación, que la gran mayoría de sus contemporáneos conocía y creía. Él traza el desarrollo de la vida en los mares hasta llegar a ser vida en la tierra con criaturas de cuatro patas, finalmente llegando a ser seres humanos y la creación de la sociedad. No hay duda de que cuando Charles comenzó sus estudios, la idea de la evolución, aparte de lo sobrenatural estaba presente en el pensamiento occidental (incluso en sus propios parientes lejanos). Los argumentos a favor de la creación especial ciertamente eran importantes, pero las ideas evolucionistas estaban siendo insertadas en el pensamiento dominante en la era del modernismo.6

Para subrayar la temprana aceptación de la evolución, el siguiente pasaje de la obra Zoonomía (3 vol., 1794-1796) ilustra la creencia de Erasmus Darwin que toda la vida había venido de un "filamento" común de vida.

Meditando sobre la gran similitud de la estructura de los animales de sangre caliente… ¿Sería muy extravagante pensar que en el gran periodo de tiempo desde la aparición de la Tierra, quizá millones de años antes del inicio de la historia de la humanidad, sería muy atrevido creer que todos los animales hayan surgido a partir de un filamento viviente?7

Evolución lamarckiana o teoría del uso y desuso

En Francia, y al mismo tiempo que Erasmus, Jean Baptiste Lamarck desarrolló sus teorías sobre el origen y la evolución de la vida. Inicialmente, había defendido la inmutabilidad de las especies, pero en sus obras posteriores él trazó una clara alternativa a la creación especial de plantas y animales. Lamarck creía que la geología de la Tierra fue el resultado de un proceso gradual que actuó por vastos períodos de tiempo; una visión que más tarde sería conocida como Uniformismo. Lamarck desarrolló cuatro leyes de evolución y las puso en su obra Philosophie Zoologique (Filosofía zoológica) publicada en 1809. Lamarck propuso que una fuerza interna y la necesidad de órganos nuevos causó que las criaturas desarrollaran nuevas características. Una vez desarrollados, el uso o desuso de los órganos determinaría cómo serían transmitidos a la descendencia de una criatura. Esta idea de transmisión o herencia de características adquiridas es el sello distintivo de este modelo de evolución.

En la evolución de Lamarck

En la evolución de Lamarck, los animales cambian debido a los factores ambientales y el uso o desuso de una característica. Por ejemplo, el cuello de una jirafa se alargará en el tiempo, ya que continuamente lo estira para alcanzar las hojas más altas de los árboles.

El mecanismo de Lamarck de uso y desuso de las características fue ampliamente rechazado en su vida, sobre todo por el destacado naturalista francés Georges Cuvier, y nunca tuvo observaciones que lo apoyaran. Lamarck hizo el intento de explicar cómo se heredan las características, pero aún no había ningún mecanismo biológico de herencia claro que apoyara sus afirmaciones. Lamarck también propuso un árbol de la vida con varias estructuras ramificadas que mostraba cómo la vida evolucionó de formas simples a complejas. Mucho de lo que Lamarck propuso no parece razonable para nosotros hoy en día teniendo una comprensión moderna de la genética. Una pareja de esposos que son ambos fisicoculturistas no tendrán un niño extraordinariamente musculoso; ese rasgo adquirido no tiene ningún efecto en la información genética en las células germinales de los cuerpos de los padres. Sin embargo, en investigaciones recientes se han revelado casos de herencia bacteriana que parecen ser muy lamarckianos en su naturaleza. Investigaciones futuras en esta área podrían revelar que Lamarck estaba en lo correcto hasta cierto punto. Pero hay muchas buenas razones para esperar que esto no proporcionaría ningún apoyo a la idea de la evolución de moléculas que se convierten en hombres.8

Evolución darwiniana

Charles Darwin al menos estaba familiarizado con todos estos diferentes puntos de vista, y la influencia de estos se puede encontrar a lo largo de sus escritos. Darwin frecuentemente se refirió a los efectos de la selección natural junto con el uso o desuso de las partes. Darwin menciona las patas y las alas del avestruz, la ausencia de pies y alas en escarabajos, y la ausencia de ojos en topos y animales que viven en cavernas como resultado del uso o desuso junto con la selección natural.9 Para Darwin el conocimiento de cómo se llevó a cabo este proceso era un misterio. Él propuso la idea de la "pangénesis" como el mecanismo de transmitir rasgos de padres a hijos. Esta idea no es significativamente diferente de la de Lamarck, ya que se basa en el uso y desuso de los órganos y estructuras que se transmiten a los descendientes a través de pangenes a lo largo de muchas eras.

Darwin propuso inicialmente

Darwin propuso inicialmente que la selección natural es el mecanismo primario que actúa para cambiar organismos durante millones de años. Él no sabía el papel que desempeñan las mutaciones en la herencia.

En su obra La variación de animales y plantas domesticados, Darwin sugirió que las células del cuerpo desprenden gémulas, y que la combinación de estas gémulas determinaría el aspecto y la constitución de la descendencia. Si el progenitor tiene un cuello largo, entonces a la descendencia se le transmiten más gémulas para tener un cuello largo. En defensa de Darwin, él no tenía conocimiento de la obra de su contemporáneo, Gregor Mendel. En su jardín en las tierras checas, Mendel estudiaba la herencia de las plantas de guisantes. Ninguno de los dos hombres sabía de la existencia de genes, o de qué se componían los genes del ADN, pero ambos entendían que había un factor que se encargaba de transmitir las características de una generación a la siguiente. A pesar de la evidencia de los experimentos llevados a cabo por su primo Francis Galton, Darwin se aferró a su hipótesis de la pangénesis y la defendió en su trabajo posterior llamado El origen del hombre.

Darwin creía que todos los organismos habían evolucionado por procesos naturales en vastas extensiones de tiempo. En la introducción a El origen de las especies, escribió lo siguiente:

Como de cada especie nacen muchos más individuos de los que pueden sobrevivir, y como, en consecuencia, hay una lucha por la vida que se repite frecuentemente, se sigue que todo ser, si varía, por débilmente que sea, de algún modo provechoso para él bajo las complejas y a veces variables condiciones de la vida, tendrá mayor probabilidad de sobrevivir y, de ser así, será naturalmente seleccionado. Según el poderoso principio de la herencia, toda variedad seleccionada tenderá a propagar su nueva y modificada forma.10

La creencia de Darwin de que ligeras modificaciones fueron seleccionadas para producir grandes cambios en los organismos a lo largo de millones de años fue el fundamento de su modelo para la evolución de la vida en la Tierra. Hoy sabemos que la noción de Darwin sobre las gémulas y los pangenes que llevan a crear nuevas funciones o el desarrollo de características mejoradas es una noción falsa. Sin embargo, eso no significa que por sí sola la conclusión de Darwin sea errónea; solo significa que su razonamiento era el defectuoso.

La evolución neo-darwiniana y la síntesis moderna

El descubrimiento del ADN y el redescubrimiento del trabajo de Mendel sobre la herencia en las plantas de guisantes han demostrado que el mecanismo hereditario de Darwin no funciona. Pero los defensores de la evolución aún mantienen su conclusión de transformación de moléculas a hombres durante millones de años como si fuera cierta. A principios del siglo 20, la genética mendeliana fue redescubierta y llegó a entenderse que el ADN era el responsable de la transmisión y el almacenamiento de la información hereditaria. La mayoría de científicos aún creía en una explicación naturalista de la evolución de los organismos. Que la evolución sucedía nunca fue una pregunta; encontrar el mecanismo fue el objetivo de estos científicos naturalistas.

La mutación de la información genética llegó a ser vista como el mecanismo más probable para proporcionar la materia prima para que la selección natural entrara en acción. Al combinar estudios genéticos de las criaturas en el laboratorio y en la naturaleza, se desarrollaron y se utilizaron modelos de especiación y evolución en el tiempo para explicar lo que se veía en el presente. Se cree que esos pequeños cambios que fueron el resultado de mutaciones proporcionan la diversidad genética que llevaría a nuevas formas durante eones de tiempo. Este pequeño cambio fue llamado "microevolución", ya que de pequeños cambios tomaban parte en un corto período de tiempo. Los evolucionistas afirman que los pequeños cambios se suman para hacer grandes cambios durante millones de años, dando lugar a nuevas formas de vida. Por lo tanto, la microevolución da lugar a la "macroevolución" en el punto de vista evolutivo. Sin embargo, la aceptación de estos términos solo trae confusión, y se deben evitar.

Después del descubrimiento

Después del descubrimiento del ADN y su papel en la herencia, los evolucionistas decían que las mutaciones en el ADN eran la fuente para los nuevos rasgos. Estas mutaciones accidentales proporcionan diferencias en la descendencia que se pueden seleccionar. Se cree que esta selección da lugar a nuevas formas de vida.

Esto no es fundamentalmente diferente de lo que enseñó Charles Darwin; simplemente utiliza un mecanismo diferente para explicar el proceso. El problema es que el cambio en la especiación y la adaptación van en la dirección opuesta que se necesita para llegar a la macroevolución. Los pequeños cambios observados en las especies mientras se adaptan a su medio ambiente y forman nuevas especies a través de la mutación son el resultado de pérdidas de información. La evolución darwiniana requiere la adición de rasgos (como el cambio de las extremidades anteriores a alas y escamas que se convierten en plumas en la evolución de dinosaurio a ave), que requiere la adición de nueva información. La selección de la información que ya está presente en el genoma y que fue dañada por medio de la copia de los errores en los genes no puede ser el proceso que añade información nueva al genoma.

SE HA VUELTO TAN PLÁSTICO QUE SE PUEDE MOLDEAR PARA EXPLICAR CUALQUIER EVIDENCIA, SIN IMPORTAR LO INCONSISTENTES QUE PUEDAN LLEGAR A SER LAS EXPLICACIONES.

Hoy en día, la evolución se ha combinado con el estudio de la embriología, la genética, el registro fósil, las estructuras moleculares, la tectónica de placas, la datación radiométrica, la antropología, la medicina forense, los estudios de población, la psicología, la química cerebral, etc. Esto lleva a la interrelación de tantas ideas diferentes que la visión moderna de la evolución puede explicar cualquier cosa. Se ha vuelto tan plástico que se puede moldear para explicar cualquier evidencia, sin importar lo inconsistentes que puedan llegar a ser las explicaciones. Incluso Darwin estaba dispuesto a admitir que podría haber evidencia que invalidaría su hipótesis. Ese ya no es el punto de vista de la gran mayoría de los evolucionistas de hoy en día; la evolución se ha convertido en un hecho, incluso una ley científica (a la par de la ley de la gravedad), en la mente de muchos.

Para ayudarnos a ver esto más claramente, vamos a echar un vistazo a la idea de diferentes razas. Darwin publicó sus puntos de vista sobre las diferentes razas en El origen del hombre. Aunque Darwin habló en contra de la esclavitud, creía claramente que los diferentes grupos de personas de todo el mundo fueron el resultado de los diversos niveles de desarrollo evolutivo. Darwin escribió lo siguiente:

En algún periodo del futuro, no muy distante, como en cuestión de siglos, es casi seguro que las razas civilizadas del hombre exterminarán y reemplazarán a las razas salvajes en todo el mundo. Al mismo tiempo, los monos antropomorfos…serán sin duda exterminados. La ruptura entre el hombre y sus aliados más cercanos entonces será más amplia, porque intervendrá en el hombre en un estado más civilizado, como podemos esperar, incluso que el de los caucásicos, y algunos monos tan inferiores como el mandril, en lugar de como ahora [pasa] entre el negro o el australiano y el gorila.11

Esta es la conclusión a la que llegó Darwin; que diferentes índices de evolución darían lugar a diferentes clases de seres humanos. Muchas veces habla de la distinción entre los europeos civilizados y los salvajes de diversas zonas del mundo. Llega a la conclusión de que algunos de estos salvajes están tan estrechamente relacionados con los monos que no hay una línea divisoria clara en la historia humana "donde el término ‘hombre’ se deba utilizar".12 De acuerdo con su visión naturalista del mundo, Darwin veía a varios grupos de seres humanos, sin importar si eran especies distintas o no, como si fueran menos avanzados que otros. Esto naturalmente lleva a provocar actitudes racistas y, como señaló el Dr. Stephen J. Gould, a argumentos biológicos para el racismo "aumentado por órdenes de magnitud a raíz de la aceptación de la teoría de la evolución",13 aunque esto probablemente era solo una excusa para tomar acción en prejuicios sociales subyacentes.

El Dr. James Watson (codescubridor de la estructura en doble hélice de la molécula del ADN y un ateo evolucionista destacado) fue atrapado en una tormenta de racismo evolutivo en el 2007. El Times de Londres (Times of London) reportó lo siguiente en una entrevista:

Él dice que él es "inherentemente pesimista acerca de las perspectivas de África", porque "todas nuestras políticas sociales se apoyan en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, cuando todas las pruebas dicen que eso no es así realmente", y yo sé que esta "papa caliente" va a ser difícil de abordar. Su esperanza es que todos sean iguales, pero él responde que "la gente que tiene que tratar con empleados negros sabe que no es así". Él dice que no se debe discriminar sobre la base del color, porque "hay mucha gente negra con mucho talento, pero no les promocionemos si no han tenido éxito en los niveles más bajos". Él escribe: "No hay una razón firme para anticipar que las capacidades intelectuales de pueblos separados geográficamente en su evolución deberían haber evolucionado de manera idéntica. Nuestro deseo de reservar poderes de razonamiento iguales como alguna herencia universal de la humanidad no es suficiente para lograr que sea así".14

A pesar de que más tarde declaró que no tenía intención de dar a entender que los africanos negros son genéticamente inferiores, él estaba siendo coherente con sus creencias evolucionistas. Sus comentarios fueron considerados ofensivos, incluso por aquellos que apoyan la evolución.

LOS QUE SUGIERAN QUE LA EVOLUCIÓN PUEDE EXPLICAR POR QUÉ TODOS LOS HUMANOS TIENEN VALOR DEBEN LUCHAR CONTRA AQUELLOS EVOLUCIONISTAS QUE NO ESTARÍAN DE ACUERDO.

Esto expone una inconsistencia en el pensamiento de muchos evolucionistas hoy en día; si hemos evolucionado por casualidad, no somos nada especial. Si los humanos evolucionaron, es razonable concluir que grupos diferentes han evolucionado a un ritmo diferente y con habilidades diferentes, y la habilidad mental podría ser mayor en un grupo que en otro. Si los datos apoyaran esta afirmación, en el marco de la evolución, entonces deberían aceptarse. Los que sugieran que la evolución puede explicar por qué todos los seres humanos tienen un valor deben luchar contra aquellos evolucionistas que no estarían de acuerdo. Esto expone la naturaleza inconsistente y plástica de la evolución como un marco muy general; ¿quién puede decidir lo que debe significar la evolución? Darwin y Watson aplican los conceptos de una manera consistente y hacen a un lado las emociones y lo que es políticamente correcto, cuando se considera necesario. Darwin observó que "es solo nuestro prejuicio natural y . . . arrogancia" lo que nos lleva a creer que somos especiales en el mundo animal.15

Sin un estándar objetivo, como el que se proporciona en la Biblia, el valor y la dignidad de los seres humanos se deja en manos de las opiniones de las personas y sus interpretaciones sesgadas del mundo que nos rodea. Dios nos dice a través de Su Palabra que cada ser humano tiene dignidad y es una parte especial de la creación, ya que cada uno está hecho a imagen de Dios. Todos somos de "una misma sangre" en una línea que desciende de Adán, el primer hombre, que fue hecho distinto a todos los animales y quien no se hizo mediante la modificación de cualquier animal que hubiera existido previamente (Génesis 2:7).

La saltación y el equilibrio puntuado

En contraste con la opinión de Darwin de un proceso gradual de cambio que actúa por vastas épocas de tiempo, otros han visto la historia de la vida en la Tierra como uno de los gigantes saltos de rápido cambio evolutivo salpicado a través de los millones de años. Darwin hizo la observación que en el registro fósil parecía que las transiciones de un tipo de organismo a otro, que confirmaría su noción gradualista de la evolución, hacían falta. Poco después de Darwin, hubo defensores de la saltación evolutiva; la noción de que la evolución ocurre en grandes saltos. La ausencia casi total de formas de transición en el registro fósil parecía apoyar este concepto de saltación y esto se acopló más tarde con la genética para proporcionar un mecanismo en el que aparecerían "monstruos viables" y casi instantáneamente producirían un nuevo tipo de criatura (por ejemplo, el cambio de reptil a pájaro). Estos "monstruos" serían la base para nuevos tipos de animales.

La saltación perdió su atractivo, pero la inconsistencia entre el registro fósil y el gradualismo promovido por Darwin y otros aún seguía siendo un problema. La obra de Ernst Mayr, Stephen J. Gould y Niles Eldredge fue el fundamento para el modelo del "equilibrio puntuado". Este modelo explicó grandes períodos de estancamiento en los registros fósiles puntuados con ocasionales períodos de cambios rápidos en pequeñas poblaciones de un determinado género de criatura. Este cambio rápido es relativo a la escala de tiempo geológica; que tuvo lugar a lo largo de decenas de miles de años en lugar de millones. Esta idea no es incompatible con el gran esquema de evolución de Darwin. Sin embargo, parece que Darwin no previó un mecanismo de este tipo; sin embargo, comentó que diferentes organismos habrían evolucionado a un ritmo diferente. Si la evolución ha ocurrido por pasos graduales o saltos rápidos (o en alguna combinación) todavía es un tema de debate entre aquellos que sostienen que la síntesis neodarwinista de mutaciones y selección natural son las fuerzas motrices del cambio evolutivo.

Equilibrio puntuado

Contrario a lo que dice el neodarwinismo, el equilibrio puntuado intenta compensar la falta de fósiles intermedios recurriendo a explosiones rápidas de cambio intercaladas durante millones de años. Aún siguen confiando en las mutaciones y la selección natural, pero a un ritmo mucho más rápido.

Conclusión

Sir Isaac Newton nos proporcionó una teoría general de la gravedad (y describió leyes que apoyaban esta teoría), basado en la ciencia observacional. Incluso a la luz de la comprensión moderna, esas leyes siguen vigentes hoy en día. Einstein en efecto expandió los conceptos, pero la funcionalidad de la física newtoniana sigue siendo válida hoy en día más que nunca.

LO QUE SE LLAMA DARWINISMO HOY SE ASEMEJA POCO A LO QUE DARWIN REALMENTE ESCRIBIÓ.

No se puede decir lo mismo de las ideas de Darwin. El mecanismo hipotetizado de Darwin de la selección natural (incluso con la comprensión adicional de las mutaciones) ha fallado en proporcionar una explicación para el origen y la diversidad de la vida que vemos en la Tierra hoy en día. Su expectativa confiada de que el registro fósil confirmaría su hipótesis ha fracasado por completo, y la complejidad irreducible y sorprendente que se ha visto en los sistemas biológicos hoy en día desafía las explicaciones de Darwin y de sus discípulos. Decir que el pensamiento evolucionista de hoy en día es darwiniano en su naturaleza solo puede significar que los evolucionistas creen que la vida ha evolucionado de simple a compleja con el tiempo. Más allá de eso, lo que se llama darwinismo hoy en día se asemeja poco a lo que Darwin realmente escribió.

Todas estas ideas de evolución de los organismos de simples a complejos son contrarias a la clara enseñanza de la Escritura con respecto a que Dios hizo géneros separados de plantas y animales, y un género de hombre, cada uno con el propósito de reproducirse según su género. Como tales, estas ideas evolucionistas están obligadas a fallar cuando se trata de describir la historia de la vida y de predecir los cambios futuros de géneros de vida en este universo en el que vivimos. Cuando empezamos nuestro pensamiento con la Biblia, podemos saber que estamos empezando en tierra firme. Tanto el registro fósil y el estudio de cómo cambian las plantas, los animales y las personas en el presente se ajustan a la perfección con lo que dice la Biblia acerca de la Creación, el Diluvio y la Torre de Babel en Génesis 1-11. La Biblia le da sentido al mundo que nos rodea.

El libro de las Repuestas 3

The New Answers Book is packed with biblical answers to over 25 of the most important questions on creation/evolution and the Bible.

Read Online Buy Book

Referencias y Notas

  1. Para ver una explicación de algunas de las contradicciones entre el relato bíblico de la creación y la historia de la evolución generalizada, consulte el artículo "Evolution vs. Creation: The Order of Events Matters!" ("Evolución versus Creación: ¡El orden de los eventos importa!") en https://answersingenesis.org/why-does-creation-matter/evolution-vs-creation-the-order-of-events-matters/.
  2. Sharon Kaye, "Was There No Evolutionary Thought in the Middle Ages? The Case of William of Ockham" ("¿No había ningún pensamiento evolutivo en la Edad Media? El caso de William of Ockham"), British Journal for the History of Philosophy 14 no. 2 (Revista británica de Historia y Filosofía 14 no. 2) (2006): 225-244.
  3. Henry Fairfield Osborn, From the Greeks to Darwin (De los griegos a Darwin) (Londres: Macmillan, 1913), p. 43-56.
  4. Erasmus Darwin, El Templo de la Naturaleza (Londres: Jones & Company, 1825), p. 13.
  5. Ibídem, P. 14-15.
  6. El modernismo fue la filosofía dominante en la cultura occidental desde finales del siglo 18 hasta finales del siglo 20. Esta filosofía colocó la ciencia como la autoridad suprema para determinar la verdad. La ciencia se veía como la "salvadora" de la humanidad; que con el tiempo encontraría las curas para todas las enfermedades, le pondría fin a la guerra, al hambre, etc. Aunque se ha sustituido en gran medida por el posmodernismo, este pensamiento modernista sigue siendo muy prominente entre los científicos y muchos otros en nuestra cultura. El posmodernismo, por otro lado, es un escepticismo radical acerca de la capacidad de cualquiera para saber la verdad. Los posmodernistas sostienen que la verdad y la moral son relativas; no hay absolutos. También refleja el desencanto con las promesas hechas por los filósofos y científicos modernistas. Ambas filosofías rechazan la Escritura como verdad autorizada y se basan en el pensamiento evolucionista.
  7. Erasmus Darwin, Zoonomía, volumen 1 (Filadelfia, PA: Edward Earle, 1818), p. 397.
  8. Incluso si se develan los mecanismos de Lamarck, el registro fósil no apoyaría la historia de la evolución. Ver Duane Gish, Evolution: The Fossils Still Say No (Evolución: Los fósiles aún dicen que no), (Santee, CA: Institute for Creation Research, 1996); Carl Werner, Evolution: The Grand Experiment (Evolución: El gran experimento), vol. 1 (Green Forest, AR: New Leaf Press, 2007); y Living Fossils (Fósiles vivientes), vol. 2 (Green Forest, AR: New Leaf Press, 2008). La selección natural solo puede "seleccionar" a partir de la información genética existente (no puede crear nueva información), y las mutaciones causan una pérdida o reorganización de la información genética existente. Ver el DVD de Terry Mortenson Origin of the Species: Was Darwin Right? (Origen de las Especies: ¿Darwin tenía la razón?) (Respuestas en Génesis, 2007) y John Sanford, Genetic Entropy and the Mystery of the Genome (Genética Entropía y el Misterio del Genoma) (Lima NY: Elim Publishing, 2005). Además, lo que las bacterias puedan hacer, no deben aplicarse directamente a otras formas de vida porque las bacterias son categóricamente y significativamente diferentes. Esto se explica en el DVD de Georgia Purdom All Creatures Great and Small: Microbes and Creation (Todas las criaturas grandes y pequeñas: Los microbios y la creación) (Petersburg, KY: Respuestas en Génesis, 2009).
  9. Charles Darwin, El Origen de las Especies (Nueva York, Nueva York: The Modern Library, 1993), p. 175-181.
  10. Ibídem, P. 21.
  11. Charles Darwin, El origen de las especies y el origen del hombre (New York, New York: The Modern Library, 1936), p. 521.
  12. Ibídem, P. 541.
  13. Stephen Jay Gould, Ontogeny and Phylogeny (La ontogenia y la filogenia) (Cambridge, MA: Belknap Press of Harvard University Press, 1977), p. 127.
  14. Charlotte Hunt-Grubbe, "The Elementary DNA of Dr. Watson" ("El ADN elemental del Dr. Watson"), Times Online [Londres], 14 de octubre de 2007, www.entertainment.timesonline.co.uk/tol/arts_and_entertainment/books/article2630748.ece.
  15. Darwin, El origen de las especies y el origen del hombre, p. 411-412.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438