Las sorprendentes similitudes entre la creación y la evolución

by on
Also available in English
Share:

Nota del editor: Este artículo fue publicado originalmente en la revista Answers.

Uno de los grandes peligros de compartir nuestra fe es perder el rumbo. Reconocer las áreas en que se puede llegar a un acuerdo puede ayudar antes de adentrarse a los asuntos más profundos que realmente importan.

Soy un creacionista certificado; un creacionista que ama la Biblia, que cree en la creación de los seis días y que enseña el Diluvio mundial. Creo que el hombre fue creado de forma única a la imagen de Dios. ¿Todo eso en los primeros 11 capítulos de Génesis? Sí, pienso que es historia real y de la mejor calidad. No sólo eso, sino que pongo mi ciencia donde está mi fe. La geología, la biología, la astronomía; todas esas ciencias se alinean con esos versículos en hebreo.

Es posible que todo eso no les sorprenda. La creación y la creencia en la Biblia van de la mano después de todo. Pero tomen esto en cuenta. Cuando estoy hablando o escuchando a un evolucionista, incluso un ateo, realmente puedo asentir con la cabeza a favor en muchas áreas. No, no me refiero a cuando hablamos del clima o del triste estado en que se encuentre mi equipo deportivo favorito (vamos, Vaqueros). Me refiero a la ciencia.

Aquí el sonido de disco rayado.

¿Ciencia? ¿Un creacionista y un evolucionista pueden estar de acuerdo en la ciencia? ¿Cómo es posible que alguien que cree que Dios hizo todo en seis días de 24 horas puede estar de acuerdo con alguien que piensa que los procesos naturales produjeron todo lo que vemos durante miles de millones de años?

En realidad, no es tan sorprendente como se podría pensar. Cuando observamos el universo que nos rodea, hay muchas cosas increíbles para ver y estudiar. No importa cuál sea nuestro punto de partida (la Palabra de Dios o el razonamiento humano separado de Dios), el material que se examina no cambia. Los fósiles son fósiles, los átomos de carbono son átomos de carbono, y las estrellas son estrellas. Nuestra creencia acerca de la edad de la tierra no cambia los hechos naturales.

Eso no significa que estemos de acuerdo en la manera de entender correctamente estos hechos, pero ya llegaremos a eso un poco más adelante. En primer lugar, vamos a echarle un vistazo más de cerca a algunas zonas sorprendentes de concordancia.

Los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en que . . .
no tenemos todas las respuestas

Díganme si han escuchado esto antes. "Los creacionistas no saben lo que es la ciencia real porque su punto de partida es la Biblia y la Biblia no puede cambiar. La ciencia real significa que tenemos que seguir la evidencia a donde nos lleve. La ciencia no descarta respuestas antes de empezar".

Mmm . . . no. Eso no es realmente el caso en absoluto.

Es cierto que, como cualquier cristiano debe hacerlo, creemos que la Biblia es la Palabra perfecta de Dios. Registra la verdadera historia del universo según nos lo fue revelado por el que vio todo lo que sucedió. (El hecho de que Él fue el que lo creo todo, ayuda). Él no puede mentir, Él tiene un conocimiento perfecto, y Él tiene suficiente poder como para mantener Su palabra (la Biblia) sana y salva hasta llegar a nosotros. Así que, eso nos hace confiar en que tenemos la primicia real sobre cómo hemos llegado a existir.

Pero hay algo que no encontrarán en la Biblia: todos los detalles de cómo funciona el universo. La Biblia hace un buen trabajo al hablarnos de la ciencia, pero la ciencia realmente no es el foco principal, sino que es Jesús. Dios nos dice que Él creó y que Él inundó la tierra, pero hay algunos preciosos detalles sobre cómo se hizo todo. Nos encantaría contar con un esquema detallado del funcionamiento interno del Diluvio, por ejemplo, pero no está allí. En su lugar, tenemos algo así como una instantánea de Instagram.

Pero una cosa es segura, eso nos deja con algunas grandes preguntas, sin respuesta. ¿Cómo era la apariencia de los tipos de animales que Dios creó durante la primera semana? ¿Cómo era el Arca de Noé? ¿Cómo puede alcanzarnos la luz estelar distante en un universo que sólo tiene seis mil años de antigüedad? Y al igual que los evolucionistas, también queremos entender las partículas bosón de Higgs, para encontrar una cura para la enfermedad de Alzheimer, y queremos descubrir qué secretos nos puede revelar un escarabajo bombardero sobre la administración de vacunas sin agujas.

La Biblia no apaga nuestros cerebros. De hecho, lo que hace realmente es que los activa y nos deja con miles de preguntas qué explorar.

Human-Ape Comparison

Ilustración de Ben Stafford

Los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en que . . .
los simios y los humanos comparten mucho

A los evolucionistas les encantan los grandes simios. Los señalan como nuestros "ancestros vivos más cercanos", debido a todas las similitudes que tienen con nosotros.

A nosotros también nos gustan, y estamos de acuerdo en una parte de su descripción. Los grandes simios son "cercanos" en el sentido de que comparten bastantes rasgos con el Homo sapiens. Tienen manos con cinco dedos, incluyendo un pulgar oponible. El diseño básico de su cuerpo se acerca mucho al nuestro. Su cerebro tiene la capacidad de aprender habilidades de comunicación simples a través del lenguaje de señas u otros métodos no verbales. Incluso su ADN comparte muchos paralelismos con el ADN de nuestras células.

Así que, sí, las similitudes son interesantes, pero también lo son las diferencias. Realmente, los chimpancés, gorilas, etc., muestran la obra manual de un Creador. Pero esa creatividad se ve precisamente a causa de lo diferentes que son de nosotros. No fueron hechos para caminar en dos piernas, pero pueden caminar con la ayuda de sus nudillos y balancearse por los árboles con hermosa gracia. Sus cinco dedos se verían graciosos en nuestras manos, pero son exactamente lo que uno necesitaría para colgarse de las extremidades. Esos cerebros no los llevarían a estudiar a la universidad de Yale, pero hacen un trabajo excelente al calcular cómo excavar hasta llegar a donde están las termitas. Y ese ADN les da las características que necesitan para prosperar en sus entornos especiales, pero no se acerca a lo que Dios ha permitido que puedan hacer los seres humanos, las únicas criaturas hechas a Su imagen.

¿POR QUÉ LOS MONOS son tan similares a NOSOTROS? TAL VEZ NOS RECUERDAN QUE LAS CUALIDADES FÍSICAS NO SON LO QUE NOS HACE VERDADERAMENTE ÚNICOS.

¿Por qué los monos son tan similares a nosotros? Esa es una gran pregunta. ¿Recuerdan que dije que no tenemos todas las respuestas? Bueno, este es un buen ejemplo. Tenemos algunas ideas, pero no tenemos la certeza de cuáles son todos Sus propósitos con esas similitudes. (Todas las criaturas son similares a nosotros en algún nivel, lo que hace que sea más fácil para nosotros vivir con ellos y supervisarlos como administradores de Dios). Tal vez nos recuerdan que las cualidades físicas no son lo que nos hace verdaderamente únicos y más como el Creador.

Sin importar el caso, los monos tienen similitudes con los humanos. Cualquiera puede ver eso. Pero las diferencias —ah, las diferencias— son las que posibilitan alabar a nuestro sabio Dios con bellas canciones, mientras que los gorilas solamente gruñen.

Los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en que . . .
hay orden en el registro fósil

Algunas ilustraciones nos juegan trucos a nuestros ojos, ya que parecen ser imágenes de dos cosas a la vez. ¿Es un pato o un conejo? ¿Una mujer joven o una anciana? Ambas imágenes resaltan dependiendo de dónde pones la concentración.

Eso es exactamente lo que pasa con el orden en el registro fósil. ¿Cómo? Adéntrense conmigo.

El registro fósil se compone de miles de millones de restos de animales y plantas que se han convertido en piedra. Están amontonados en todo el mundo en capas y capas de barro, arena y otros sedimentos que se endurecieron convirtiéndose en roca. Lo que es realmente interesante aquí es que hay un orden general en los fósiles. En la parte inferior, se encuentra mayormente microorganismos unicelulares; luego, criaturas marinas en abundancia como esponjas, almejas y calamares. Más arriba se encuentran anfibios, luego dinosaurios, y finalmente aves y mamíferos de gran tamaño. (Es un poquito más complicado que eso, pero vamos a exponerlo de forma simple).

Ustedes podrían echarle un vistazo a esa pila de fósiles y suponer que esas capas significan miles de millones de años de criaturas que evolucionaron desde el mar hasta llegar a la tierra. Pero el cuadro fósil puede tomar una apariencia completamente diferente si se piensa de otra forma, a través de la lente del viaje de Noé en el Arca.

La Biblia insinúa que la tierra era relativamente estable antes del Diluvio, por lo que pocas cosas fueron fosilizadas, en su mayoría microorganismos. El Diluvio trajo cambios drásticos cuando fueron rotas todas las fuentes del gran abismo. Los animales en los océanos probablemente fueron enterrados primero. A medida que aumentaron las aguas, las criaturas de la tierra fueron enterradas después. Luego está el hecho de que los animales viven en ambientes diferentes (por ejemplo, llanuras y bosques), y se puede ver que el orden fósil no tiene que ver con el tiempo, sino con la ubicación, con el orden en que fueron enterrados, y otros aspectos.

Además, la fosilización necesita condiciones especiales. Cuando la mayoría de las cosas mueren, los animales carroñeros y las bacterias rápidamente acaban con ellas. Pero tenemos miles de millones (miles de millones) de fósiles en toda la tierra, una variada selección de todo tipo de criaturas asombrosas. El entierro rápido de las criaturas durante un Diluvio mundial de un año de duración, explica la razón.

Los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en que . . .
la Tierra era un solo gran continente

Si alguna vez han observado la costa este de América del Sur en un mapa, se habrán dado cuenta de que parece ajustarse bien con la costa oeste de África. Se ven como piezas de un rompecabezas que nuestro lado obsesivo compulsivo quiere juntar de nuevo.

No estás imaginando cosas. Cuando estudiamos la forma de los continentes, encontramos varios lugares que parecen que debieran estar unidos. También encontramos tipos similares de plantas y animales fosilizados que vivían a ambos lados antes de que las masas de tierra se rompieran y se separaran. Parece bastante convincente, ¿verdad?

Pues bien, incluso se puede ver donde se encuentra el mismo tipo de capas de rocas y sedimentos a ambos lados de la línea divisoria. Por ejemplo, las mismas capas de arenisca pasan a través de la mayor parte de América del Norte, a través del norte de África, y hasta Israel. Es decir, ¡tres continentes separados por un océano y un enorme mar!

Digamos que la evidencia es bastante sólida para decir que los continentes fueron una masa unida en algún punto. En esto, los evolucionistas y la mayoría de los creacionistas están de acuerdo.

Pero cuándo y cómo, esas dos preguntas nos separan. Para los evolucionistas, las placas tectónicas de la tierra han estado en movimiento, posiblemente durante varios millones de años, pero definitivamente comenzando en serio con la separación de un gran continente llamado Rodinia. (Hay diferentes puntos de vista aquí, pero me quedo con el más común). Desde entonces, las placas se han separado y se han chocado entre sí una y otra vez en un ballet terrestre de mil millones de años de duración.

Para los creacionistas, Génesis 1 nos detalla que Dios reunió todos los océanos en un solo lugar y la tierra en otro lugar al principio. Lo que mayormente se deduce de esto es que Él hizo una gigantesca masa, pero algunos no están de acuerdo sobre cómo y cuándo se separó. Regresen a leer sobre esas fuentes del grande abismo que fueron rotas (Génesis 7:11, 8:2). Esta grieta gigante puso en marcha el movimiento "fuera de control" de las piezas continentales a una velocidad vertiginosa. Bajo las aguas del Diluvio, las placas se separaron, se deslizaron entre ellas y se chocharon una contra otra, formando montañas. (En realidad, se necesita esa clase de velocidad para formar enormes montañas). Después de que del Diluvio y la rápida carrera geológica bajaron la velocidad, las placas continentales se desaceleraron hasta la velocidad de vuelta de rueda que vemos hoy.

Es más, el Diluvio es una excelente manera de explicar por qué vemos capas de sedimentos similares, tales como piedra arenisca, a una escala global. Muchas catástrofes a escala local por miles de millones de años simplemente no pueden propagar una única capa de sedimento en varios continentes.

Human-Ape Comparison

Ilustración de Ben Stafford

Los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en que . . .
la selección natural realmente sucede

¿Recuerdan que dije que los creacionistas y los evolucionistas están de acuerdo en los hechos naturales, pero no en lo que significan esos hechos? Bueno, esta es un área en la que eso se puede observar: la selección natural.

¿No era esa la obra maestra de Darwin? Si estamos de acuerdo en lo de la selección natural, ¿no tendríamos que estar de acuerdo con todo lo demás que él dijo también? Para nada. Es que, hay hechos, y luego están las interpretaciones de esos hechos. La parte de la interpretación es donde las cosas pueden volverse algo problemáticas.

LOS ANIMALES CAMBIAN CON EL TIEMPO, PERO ESTOS CAMBIOS GENÉTICOS NO SON LOS MISMOS QUE EN LA EVOLUCIÓN. LA SELECCIÓN NATURAL FUNCIONA SÓLO EN LO QUE YA EXISTE.

Cuando estudiamos la naturaleza, los evolucionistas y los creacionistas coinciden en que los animales cambian con el tiempo. Por ejemplo, algunas aves tienen picos gruesos que hacen que sea más fácil que rompan las semillas duras. Si las semillas blandas se vuelven escasas y hay abundancia de semillas duras, entonces, para los pájaros con picos más gruesos se les facilitará encontrar el desayuno. Por lo tanto, tienen más probabilidades de sobrevivir y de tener polluelos. Las aves de pico grueso "ganan" la batalla del bufet.

Pero ahí es donde tenemos que trazar una línea en la arena. La selección natural funciona sólo en lo que ya existe, en los rasgos que las aves ya tenían. Animales diferentes pueden tener labios, mandíbulas, o picos, pero ninguna cantidad de aumento o disminución de espesor de un pico podría producir un labio o una mandíbula jamás. No se puede hacer algo nuevo a partir de un material que no está allí.

La selección natural puede, a lo largo de unas pocas generaciones, ayudar a los pinzones de las islas Galápagos tener acceso a mejor comida (que es donde estamos de acuerdo), pero no va a funcionar para convertir a un Velociraptor en buitre, no importa cuánto tiempo se espere. Cuando Dios hizo los primeros animales, les dio suficiente información en su ADN para variar y barajar todo tipo de características, como la altura, el color, la longitud de las extremidades, y mucho más. Eso es porque Él quería que "llenaran" el mundo con maravillosa variedad.

Pero estos cambios genéticos no son los mismos que en la evolución. Uno podría mezclar todos los cambios genéticos que desee, y todavía así no se conseguirían todos los tipos de cambios al por mayor que Darwin imaginó, a partir de una sola célula hasta llegar a ser aves planeadoras. En su lugar, se consiguen pinzones que tienen pinzones que tienen pinzones. En realidad, no es un hueso duro de roer.

Poniéndolo todo junto

La brecha entre los evolucionistas y los creacionistas no es lo que mucha gente piensa que es. Ambos estudiamos el universo y estamos de acuerdo sobre la naturaleza básica de los datos que nos llegan. Podemos darnos la mano sobre las leyes fundamentales de cómo funcionan las cosas. A ambos nos gusta la ciencia.

Es solo que nuestros puntos de partida son dos lugares muy diferentes mientras interpretamos su significado histórico más amplio. Eso va más allá de nuestra capacidad de observar los hechos y de llevar a cabo experimentos repetibles. Esto depende de nuestras suposiciones no comprobables sobre el pasado, donde nadie estuvo presente para observar.

Este es el motivo de preocupación. Los evolucionistas se basan en un enfoque centrado en el ser humano. No tienen ninguna autoridad superior, no hay una fuente de información mayor, más que la materia gris en la cabeza. No están dispuestos a revisar su trabajo en contra de una clave de respuestas, ya que no creen que haya una.

TENEMOS QUE DEPENDER DE LA FUENTE ABSOLUTA DE VERDAD ETERNA Y COMPRENSIÓN DEL UNIVERSO: NUESTRO CREADOR.

Yo no sé ustedes, pero yo no puedo confiar en mi cerebro falible para recordar dónde dejé mi botella de agua, y mucho menos en cuestiones de cómo hemos llegado a existir. Reconozco mis limitaciones, y creo que estamos diseñados para reconocer nuestros límites y tenemos que depender de la fuente absoluta de verdad eterna y comprensión del universo: nuestro Creador. De hecho, yo humildemente les digo que un enfoque centrado en el ser humano deja mucho que desear.

Hay algo mucho mejor. La realidad es que, Dios nos amó lo suficiente como para decirnos exactamente lo que hizo y cuándo lo hizo, al menos en los asuntos más importantes de nuestro origen, propósito y destino. Quería que lo conociéramos y que supiéramos que Él algún día entraría en su creación para salvarnos de nuestro pecado (Filipenses 2). Si Él es un Dios omnisciente y omnipotente que puede hacer cualquier cosa, que quiere que le conozcamos, ¿no sería mejor que confiáramos en su revelación de la historia y el universo y todo?

Sí, por eso es que no cambio Su explicación por nada.

John Upchurch sirve como Administrador de contenido en la iglesia Pinelake en Jackson, Mississippi, y es un contribuyente en el sitio web de Respuestas en Génesis. Se graduó summa cum laude de la Universidad de Tennessee con una licenciatura en Inglés.

¿Creación o evolución?

¿Sabe dónde están de acuerdo los creacionistas y los evolucionistas?

  1. La tierra una vez tuvo un solo continente muy grande llamado Pangaea.
  2. La datación radiométrica muestra qué rocas son más viejas que otras rocas.
  3. No encontramos ninguna evidencia de humanos y dinosaurios enterrados juntos.
  4. Las aves aparecieron en la tierra antes que los dinosaurios.
  5. La tierra experimentó una edad de hielo cuando vivían muchas especies animales que ahora están extintas.
  6. El universo se formó a partir del big bang.
  7. Las estrellas están separadas por grandes distancias, a veces miles de millones de años luz.
  8. Todos los gatos modernos como los leones, las panteras, los gatos domésticos, etc., vienen de una población de gatos ancestrales.
  9. Los chimpancés y los seres humanos tienen genes similares, pero nunca un ancestro en común.
  10. El estudio de los procesos naturales en el presente es la forma principal de entender el pasado.

Respuestas de la prueba

  1. AMBOS. Los evolucionistas creen que las placas tectónicas se movieron lentamente durante cientos de millones de años para formar supercontinentes, empezando con Rodinia y más tarde Pangea. Muchos geólogos creacionistas, por el contrario, creen que Dios hizo un supercontinente (similar a Rodinia) hace sólo 6,000 años. Este continente se separó al comienzo del Diluvio; los fragmentos se separaron rápidamente, y brevemente se recombinaron para formar Pangaea.
  2. AMBOS. Los evolucionistas creen que la descomposición radiométrica sucede a una velocidad constante a lo largo de miles de millones de años, lo que les permite asignar edades absolutas de ciertas rocas. Los geólogos creacionistas aceptan la desintegración radiactiva, pero no necesariamente a una velocidad constante, especialmente durante el Diluvio. Este decaimiento nos permite asignar "fechas relativas", pero en una escala de tiempo de miles de años.
  3. AMBOS. Los evolucionistas creen que los dinosaurios se extinguieron casi 65 millones de años antes que los seres humanos. Los creacionistas, por el contrario, creen que Dios hizo a los humanos y a los dinosaurios en el mismo día de la creación. Hay varias maneras de explicar por qué sus fósiles no están juntos. Por ejemplo, es posible que no hayan vivido en la misma zona, por lo que no fueron enterrados juntos.
  4. CREACIÓN. Los evolucionistas creen que las aves evolucionaron de los dinosaurios, pero la Biblia enseña claramente que Dios creó a las aves un día antes que a los animales terrestres, lo cual incluye los dinosaurios.
  5. AMBOS. Los evolucionistas creen que la tierra experimentó varias edades de hielo (la más recientes hace 2.6 millones de años), pero no tienen un buen mecanismo para explicarlo. Los creacionistas, por el contrario, creen que el Diluvio produjo condiciones ideales, como océanos cálidos, y continentes vacíos y fríos, para generar una sola edad de hielo que sólo duró siglos.
  6. EVOLUCIÓN. Al contrario del big bang, en Génesis 1 dice claramente que Dios hizo la tierra y los océanos antes de que Él hiciera el sol, la luna y las estrellas.
  7. AMBOS. Los evolucionistas creen que la luz estelar distante ha estado viajando durante miles de millones de años para llegar a la tierra. Los creacionistas, por el contrario, creen en Génesis 1, que dice que Dios creó las estrellas durante la semana de la creación hace sólo 6,000 años. Ellos están explorando varios modelos para explicar cómo la luz estelar llegó a la tierra tan rápidamente.
  8. AMBOS. Los evolucionistas creen que todos los seres vivos vienen de un ancestro en común unicelular a lo largo de miles de millones de años. Los creacionistas, por el contrario, creen que Dios creó "géneros" separados de animales hace 6,000 años. Cada uno tenía un gran potencial para variaciones y adaptabilidad, pero dentro de los límites del género en general. Los gatos siempre producen gatos, nunca otros géneros.
  9. CREACIÓN. Los evolucionistas creen que los humanos y los simios comparten un ancestro en común, pero la Biblia dice que Dios hizo al primer ser humano, Adán, del polvo de la tierra.
  10. EVOLUCIÓN. Los creacionistas creen que los procesos actuales nos ayudan a entender el pasado, pero también saben por medio de las Escrituras que Dios intervino en varios eventos únicos que tuvieron un profundo impacto en la tierra y nunca será observado ni volverá a repetirse (la Creación, la Maldición, el Diluvio, y Babel).

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438