La falacia de la Reificación

by on
Also available in English
Share:

La reificación es atribuir una característica concreta a algo que es abstracto. Tal vez usted ha oído el viejo dicho: "No es bueno engañar a la Madre Naturaleza". Este es un ejemplo de reificación porque "la naturaleza" es una abstracción; simplemente es el nombre que le damos a la cadena de acontecimientos en el universo. La naturaleza no es una persona y literalmente no se le puede engañar, ya que la naturaleza no tiene una mente. Por lo tanto, esta expresión no tendría sentido si se tomara literalmente.

Por supuesto, no todo el lenguaje debe ser tomado literalmente. No hay nada malo con la reificación como una figura del lenguaje. Es perfectamente aceptable en la poesía. Incluso en la Biblia a veces se usa la reificación en las secciones poéticas. Por ejemplo: en Proverbios 8 se personifica el concepto de sabiduría. Este es un uso perfectamente aceptable (y poéticamente hermoso) de la reificación.

Sin embargo, cuando la reificación se usa como parte de un argumento lógico, es una falacia. La razón de esto es que el uso de una expresión tan poética generalmente es ambiguo y puede oscurecer puntos importantes en un debate. Es muy común que los evolucionistas cometan esta falacia. Veamos algunos ejemplos de la falacia de la reificación que se utilizan comúnmente en los argumentos evolucionistas.

A veces, en una discusión, un evolucionista dirá algo como esto: "La naturaleza ha diseñado algunas criaturas asombrosas". Esta frase comete la falacia de reificación porque la naturaleza no tiene una mente y literalmente no puede diseñar nada. Al utilizar la falacia de la reificación, el evolucionista oscurece el hecho de que la cosmovisión de la evolución realmente no puede explicar el diseño de los seres vivos. (Tenga en cuenta que podría estar haciéndolo sin intención). Dios puede diseñar criaturas porque Dios es una persona. La naturaleza es un concepto y no puede diseñar nada.

"Los creacionistas dicen que el mundo fue creado sobrenaturalmente, pero la ciencia dice lo contrario." Aquí la persona le ha asignado atributos personales y concretos al concepto de la ciencia. Al hacerlo, él o ella pasan por alto el importante hecho de que los científicos sacan conclusiones acerca de la evidencia y verbalizan tales conclusiones, no la "ciencia". La ciencia es una herramienta conceptual que se puede utilizar correcta o incorrectamente. No dice nada. No toma una posición sobre los temas. Por lo tanto, este ejemplo común de reificación es lógicamente falaz.

"La evidencia habla por sí misma." Esta expresión es muy común, pero cuando se utiliza como parte de un argumento, es una falacia de reificación. La evidencia no habla en absoluto. La evidencia es un concepto: el nombre que le damos a un conjunto de hechos que creemos que son consistentes con un punto de vista en particular. Las personas sacan conclusiones acerca de la evidencia y verbalizan sus pensamientos. Pero la evidencia en sí no tiene pensamientos qué verbalizar.

"La evolución ha descubierto una forma de evitar estos problemas". He oído a cierto número de evolucionistas decir algo parecido a esto cuando tratan de explicar algún sistema biológico de diseño intrincado. Pero, por supuesto, la evolución es un concepto. No tiene mente y no puede entender nada. Por lo tanto, este ejemplo de nuevo oculta la dificultad para explicar el diseño en el universo sin apelar a una mente. Es un uso falaz de reificación.

LA SELECCIÓN NATURAL ES UN EJEMPLO DE REIFICACIÓN Y SE PODRÍA CONSIDERAR UNA FALACIA SI SE UTILIZA EN UNA DISCUSIÓN.

Incluso la frase selección natural es un ejemplo de reificación y podría considerarse una falacia si se utiliza en una discusión. La naturaleza no puede literalmente seleccionar. Esta frase se utiliza con tanta frecuencia que no podríamos llamarla una falacia, siempre y cuando todos entiendan el significado. Nosotros creemos en el concepto llamado "selección natural". Sí, los organismos que están bien adaptados a un ambiente tienen más probabilidades de sobrevivir que aquellos que no están bien adaptados. (Esta es una verdad tautológica y es algo que tanto los creacionistas como los evolucionistas creen).

Pero, supongamos que preguntamos, "¿Por qué es que los animales están tan bien adaptados a su medio ambiente?" Si un evolucionista responde "selección natural", esta sería una falacia de reificación. Esto poéticamente oscurece la verdadera razón de que Dios diseñó a los animales para sobrevivir.

Si piensa en ello, la selección natural en realidad no explica por qué encontramos organismos adaptados a su entorno. Sólo explica por qué no encontramos organismos que no están adaptados a su entorno (por ejemplo, porque mueren). Es Dios, no la "naturaleza", el que ha dado a los seres vivos las habilidades que necesitan para sobrevivir.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438