Chapter 32

¿Hay unicornios en la Biblia?

by on
Also available in English
Share:

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la book The New Answers Book 3.

Pensar en el unicornio bíblico como un animal de fantasía es degradar la Palabra de Dios, la cual es verdadera en todos los detalles.

Algunas personas afirman que la Biblia es un libro de cuentos de hadas porque menciona unicornios. Sin embargo, el unicornio bíblico era un animal real, no una criatura imaginaria. La Biblia se refiere al unicornio en el contexto de los animales conocidos, como pavos reales, corderos, leones, bueyes, cabras, burros, caballos, perros, águilas y terneros (Job 39:9-12).1 En Job 38-41, Dios le recordó a Job las características de una variedad de animales impresionantes que había creado, mostrándole a Job que Dios estaba muy por encima del hombre en poder y fuerza.2

Job tuvo que haber estado familiarizado con los animales en la lista de Dios para que la ilustración fuera eficaz. Dios señala en Job 39:9-12 que el unicornio “por ser grande su fuerza”, es inútil para el trabajo agrícola, negándose a servir al hombre o “a labrar (arar) el valle”, Esta ayuda visual le dio a Job un vistazo de la grandeza de Dios. Un animal imaginario de fantasía habría invalidado el propósito de ilustración de Dios.

Los lectores modernos tienen problemas con los unicornios de la Biblia porque nos olvidamos de que una característica de un solo cuerno no es rara en el menú de Dios para el diseño de los animales. (Considere el rinoceronte y el narval.) La Biblia describe unicornios saltando como becerros (Salmo 29:6), que viajan como bueyes, y sangran cuando mueren (Isaías 34:7). La presencia de un cuerno muy fuerte en esta criatura poderosa y de mentalidad independiente está destinada a hacer que los lectores piensen en la fuerza.

Unicornio

Cortesía: Domenichino, La virgen y el unicornio, [trabajando para Annibale Carracci], Fresco, 1604-1605, Palacio Farnese, Roma)

La ausencia de un unicornio en el mundo moderno no debe causarnos duda de su existencia pasada. (Piense en el pájaro dodo. No existe hoy en día, pero no cabe duda de que existió en el pasado). Informes del siglo XVIII procedentes de África meridional describen pinturas rupestres y testimonios visuales de animales feroces de un solo cuerno, parecidos a los equinos. Uno de esos informes describe “un solo cuerno, directamente en frente, casi tan largo como un brazo, y en la base con un grosor de . . . [El cuerno] tenía una punta afilada; no estaba insertado directamente al hueso de la frente, sino que solo estaba fijado a la piel”.3

El elasmoterio, un rinoceronte gigante ya extinto, ofrece otra posibilidad para la identidad del unicornio. El cráneo de 33 pulgadas de largo del elasmoterio tiene una enorme protuberancia ósea en el hueso frontal consistente con la estructura de soporte para un gran cuerno.4 De hecho, el arqueólogo Austen Henry Layard, en su libro de 1849 llamado Nínive y sus restos, hizo el bosquejo de una criatura de un solo cuerno de un obelisco en compañía de animales bovinos de dos cuernos; él identificó al animal de un solo cuerno con el nombre de rinoceronte indio.5 El unicornio bíblico podría haber sido el elasmoterio.6

La arqueología asiria ofrece otra posible solución a la crisis de identidad del unicornio.7 El unicornio bíblico podría haber sido un uro (una especie de buey salvaje que los asirios llamaban rimu) Los cuernos de los uros eran simétricos y frecuentemente aparecían como una descripción existente, como se puede ver en el relieve del palacio Asurnasirpal II y el prisma de piedra de Esarhadón.8 Las luchas contra rimus eran un deporte popular para los reyes asirios. Por ejemplo, en un obelisco roto, Tiglatpileser I se jactaba de herirlos en las montañas libanesas.9

Extintos desde alrededor de 1627, los uros, Bos primigenius, eran criaturas bovinas enormes.10 Julio César los describió en su Guerra de las Galias como,

. . . un poco más pequeños que los elefantes, y de aspecto, color y forma del toro. Tienen gran fuerza y gran velocidad, y no dejan de atacar ni al hombre ni al animal una vez los han visto . . . Pero (los uros) no pueden acostumbrarse a los humanos ni ser domesticados, ni siquiera capturados de pequeñitos. La amplitud, forma y aspecto de su cornamenta es muy diferente de los cuernos de nuestros bueyes. Estos cuernos afanosamente logrados los guarnecen con plata por los rebordes y los usan como vasos en sus magníficos festines.11

Los muy apreciados cuernos de los uros habrían sido un símbolo de gran fuerza para el lector de la Biblia en el pasado.

Un impulso académico para identificar el unicornio bíblico con los uros surge de una similitud entre la palabra asiria rimu y la palabra hebrea re'em. Debemos tener mucho cuidado cuando se trata de palabras transcritas anglicanizadas provenientes de idiomas que no comparten el alfabeto y la estructura fonética del español.12 Sin embargo, palabras similares en el ugarítico y el acadio (otros idiomas del antiguo Oriente Medio), así como el arameo significan “toro salvaje” o “búfalo” y un cognado árabe significa “antílope blanco”.

PENSAR EN EL UNICORNIO BÍBLICO COMO UN ANIMAL DE FANTASÍA ES DEGRADAR LA PALABRA DE DIOS, LA CUAL ES VERDADERA EN TODOS LOS DETALLES.

Sin embargo, la lingüística del texto no puede demostrar de manera concluyente cuántos cuernos tenía el unicornio bíblico. Aunque las traducciones modernas normalmente traducen re'em como “buey salvaje”, la versión Reina-Valera Antigua (1569), la Biblia alemana de Lutero (1534), la Septuaginta y la Vulgata Latina traducen esta palabra hebrea con palabras que dan el significado de “animal de un cuerno”.13

La importancia del unicornio bíblico no es tanto su identidad específica (por mucho que queramos saberlo), sino que es la realidad. La Biblia describe claramente un animal real. El unicornio mencionado en la Biblia era un animal poderoso que poseía uno o dos cuernos fuertes (no el animal de fantasía que se ha popularizado en las películas y los libros). Como sea que haya sido, ahora probablemente ya esté extinto como muchos otros animales. Pensar en el unicornio bíblico como un animal de fantasía es degradar la Palabra de Dios, la cual es verdadera en todos los detalles.

Nota del editor: Publicado originalmente en Answers in Depth 2 (2007), https://answersingenesis.org/answers/in-depth/v2/.

El libro de las Repuestas 3

The New Answers Book is packed with biblical answers to over 25 of the most important questions on creation/evolution and the Bible.

Read Online Buy Book

Referencias y Notas

  1. Además de Job 39:9-10, el unicornio se menciona en Números 23:22, 24:8; Deuteronomio 33:17; Salmo 22:21, 29:6, 92:10; Isaías 34:7.
  2. En Job, la lista de animales reales e impresionantes de Dios pasa a hablar acerca de pavos reales, avestruces, caballos, halcones y águilas. Dios forma un crescendo, y manda a Job a ver al behemot que Él creó el mismo día en que creó al hombre (Job 40:15). La descripción del behemot coincide con la de un dinosaurio saurópodo. Tras el behemot, la lista concluye con el Leviatán, una criatura marina poderosa y feroz. Vea “Could Behemoth Have Been a Dinosaur?” [“el behemot podría haber sido un dinosaurio?”].
  3. Edward Robinson, ed, Calmet’s Dictionary of the Holy Bible revised edition [Diccionario de Calmet de la edición revisada de la Santa Biblia] (Boston, MA: Crocker y Brewster, 1832), 907-908.
  4. El informe publicado en Nature, describe un cráneo de 33 pulgadas de largo con una protuberancia ósea frontal de más de tres pies de circunferencia. Se cree que esta protuberancia ósea con sus estructuras asociadas han apoyado un cuerno de un metro de largo. Norman Lockyer, “The Elasmotherium” Nature: International Weekly Journal of Science [“El elasmoterio”, Naturaleza: Revista internacional Semanal Journal de ciencias], 8 de agosto de 1878, 388.
  5. Austen Henry Layard, Nineveh and Its Remains [Nínive y sus restos] (Londres: John Murray, 1849), 435.
  6. Una nota al margen en Isaías 34:7 colocada en la versión King James en 1769 menciona esta posible identidad, y la Vulgata Latina traduce la misma palabra hebrea como “unicornio” en algunos contextos y “rinoceronte” en otros.
  7. En la traducción al inglés de uro (Aurochs) la palabra se usa igualmente en singular y plural, como sheep (ovejas).
  8. Se puede ver en www.britishmuseum.org.
  9. Algernon Heber-Percy, A Visit to Bashan and Argob [Una visita a Basán y Argob] (Londres: The Religious Tract Society, 1895), 150.
  10. Brittanica Concise Encyclopedia [Enciclopedia concisa británica], 2007, S.V. “Aurochs” [“Uro”].
  11. Julio César, Guerra de las Galias, libro 6, capítulo 28, http://www.classics.mit.edu/Caesar/gallic.6.6.html.
  12. Elizabeth Mitchell, “Doesn’t Egyptian Chronology Prove That the Bible Is Unreliable?” [“¿No prueba la cronología egipcia que la Biblia no es confiable?”] en The New Answer Book 2 [El nuevo libro de respuestas Libro 2], Ken Ham, ed. (Forest Green, AR: Master Books, 2008), 245-264.
  13. Algunos escritores que sostienen la identidad de dos cuernos piensan que los traductores de la KJV (Biblia en inglés) sustituyeron el plural unicornios para el singular un unicornio en Deuteronomio 33:17 porque les incomodaba la idea de un unicornio de dos cuernos. Sin embargo, los mismos traductores de la KJV anotaron la traducción literal de un unicornio en su propia nota de margen. Ellos probablemente eligieron la representación plural para adaptarse al contexto del versículo. Deuteronomio 33:17 declara: “Como el primogénito de su toro es su gloria, y sus astas como astas de búfalo; con ellas acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra; ellos son los diez millares de Efraín, y ellos son los millares de Manasés”. (RV). El versículo compara a los descendientes de las tribus de José con “cuernos”, es decir descendientes de sus dos hijos, Efraín y Manasés, con los fuertes cuernos de los unicornios. “Cuernos” es plural porque se habla de dos hijos, y se hace la referencia de “unicornio” porque el cuerno del unicornio es increíblemente fuerte.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438