Darwin enseñó superioridad masculina

by on
Also available in English
Share:

Según la teoría darwiniana, las mujeres eran menos evolucionadas que los hombres y, debido a sus cerebros más pequeños, eran “eternamente primitivas”, infantiles, menos espirituales, más materialistas y “un peligro real para la civilización contemporánea”.

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la revista Answers.

Según Charles Darwin, el mecanismo central de la evolución es la supervivencia del más apto. En este concepto, los animales inferiores son más propensos a extinguirse mientras que los superiores son más propensos a prosperar1. El racismo que esta idea ha producido ha sido bien documentado y ampliamente publicitado2. Menos conocido es el hecho de que muchos de los evolucionistas, incluyendo a Darwin, enseñaron que las mujeres eran biológicamente e intelectualmente inferiores a los hombres.

Razones para la inferioridad

Según la teoría darwiniana, las mujeres eran menos evolucionadas que los hombres y, debido a sus cerebros más pequeños, eran “eternamente primitivas”, infantiles, menos espirituales, más materialistas y “un peligro real para la civilización contemporánea”3. La supuesta brecha de inteligencia que muchos principales darwinistas creían que existía entre hombres y mujeres era tan grande que algunos líderes darwinistas los clasificaron como dos especies--machos como Homo frontalis y mujeres como Homo parietalis4 Las diferencias eran tan grandes que Darwin se sorprendió que “esos seres tan diferentes perteneciesen a la misma especie”5.

Las razones de la superioridad masculina incluyeron la conclusión que la guerra y la caza podaron a los hombres más débiles, permitiendo que sólo los más aptos regresaran a casa y se reprodujeran. Las mujeres, por el contrario, no estaban sujetas a estas presiones de selección, pero estaban protegidas por los hombres, permitiendo que los débiles sobrevivieran6.

Escritos y opiniones de Darwin sobre las mujeres

Muchos biógrafos de Darwin, incluyendo Peter Brent y Evelleen Richards, concluyen que Darwin tenía una baja opinión de mujeres. Brent concluyó: “Sería difícil concebir una visión más autocomplaciente, casi despreciable, de la sumisión de las mujeres a los hombres” que la actitud de Darwin7. Richards escribe que Darwin había “definido claramente opiniones sobre la inferioridad intelectual de las mujeres y su estado subordinado”8.

Darwin enseñó que las mujeres eran biológica e intelectualmente inferiores a los hombres.

Los escritos de Darwin y los de sus discípulos revelan que la creencia de la inferioridad de las mujeres era central en la teoría evolutiva temprana. En El descenso del hombre, Darwin argumentó que las hembras adultas de la mayoría de las especies se asemejaban a los jóvenes de ambos sexos y que “los machos están más evolutivamente avanzados que las hembras”9.

Influencia de Darwin

Esta visión degradante de las mujeres se extendió rápidamente a los contemporáneos científicos y académicos de Darwin durante el período victoriano tardío10 e influyó fuertemente en muchos teóricos que tuvieron un papel importante en formar la siguiente generación: de Sigmund Freud a Havelock Ellis11 Evelleen Richards concluye que las opiniones de Darwin sobre las mujeres siguiendo lógicamente a su teoría “alimentando así varias generaciones de sexismo científico”12 Importantemente, como resultado de las ideas de Darwin, los científicos se inspiraron en utilizar la biología para apoyar la posición que las mujeres eran “manifiestamente inferiores e irreversiblemente subordinadas” a los hombres , afectando así a toda la sociedad13 El pensamiento darwiniano apoyaba la idea que los hombres eran superiores a las mujeres, lo que ya estaba dentro de muchas culturas. Darwin simplemente dio crédito a esta enseñanza anti bíblica.

Ideas contrastantes

En contraste con esta enseñanza evolutiva, las Escrituras enseñan que todos los seres humanos descendieron de Adán y Eva, y todos son hermanos y hermanas. Además, en Cristo: “Ya no hay ni judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús” (Gálatas 3:28). Hombres y mujeres como judíos, griegos, esclavos y personas libres, tienen igualdad de personalidad ante Dios: uno no es superior a otro, aunque su papel en la vida puede ser diferente.

Véase “¿Enseña la Biblia a la inferencia femenina?” (en inglés) para una mirada en profundidad a lo que Darwin creía acerca de las mujeres.

Referencias y Notas

  1. Charles Darwin, El origen de las especies por medio de la selección natural, London: John Murry, 1859.
  2. Jerry Bergman, “La Historia de las Ideas de la Inferioridad femenina humana en la Biología Evolutiva”, Rivista di Biología/Biology Forum 95, no. 2 (2002): 379–412.
  3. D. Gilmore, Misoginia: La Maldad Masculina (Philadelphia: Universidad de Pennsylvania Press, 2001), 125.
  4. Rosaleen Love, “Darwinismo y feminismo: ‘La cuestión de las mujeres’ en La vida y el trabajo de Olive Schreinr y Charlotte Perkins Gilman, The Wider Domain of Evolutionary Thought (ed. David Oldroyd y Ian Langham, Netherlands: D: Reidel Publishing Company, 1983), 113–131.
  5. Sue V. Rosser, S., Biología y feminism (New York: Twayne, 1992), 59.
  6. G. Dyer, War (New York: Crown Publishers, 1985), 122.
  7. Peter L. Brent, Charles Darwin: “Un hombre de curiosidad ampliada” (New York: Harper and Row, 1981), 247.
  8. Evelleen Richards, “¿El verdadero Charles Darwin por favor se levante?”, New Scientist 100 ([December 1983]: 884–887): 886.
  9. Bettyann Kevles, Mujeres de la especie: Sexo y supervivencia en el reino animal (Cambridge, MA: Harvard University Press, 1986), 8.
  10. Gilmore, Misoginia: La Maldad Masculina, 124.
  11. Ibid., 739–754.
  12. Richards, “¿El verdadero Charles Darwin por favor se levante?”, 887.
  13. Elaine Morgan, El descenso de la mujer (New York: Stein y Day, 1972), 1.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438