Seis razones por las que los cristianos reformados deben aceptar la creación de los seis días

por de
Share:

Nota del editor: Este post patrocinado fue preparado por el director Thomas Purifoy Jr. en nombre de ¿Is Genesis history? (¿Es el Génesis historia?)1

Cuando se estrenó ¿Es el Génesis historia? en los cines el año pasado, no teníamos idea de que sería el documental cristiano más taquillero para el 2017. Nos sorprendió aún más cuando nuestro distribuidor dijo que lo traería a los cines el 22 de febrero de 2018 para un evento de aniversario.

¿Por qué impactó esta película tanto al público? Tal vez porque demostró que es intelectualmente razonable para los cristianos abrazar la creación de 6 días.

Por “creación de 6 días”, me refiero no solo a la visión de Génesis 1, sino a toda una cronología de eventos históricos. Esto incluye la creación inmediata de todo en seis días normales, una Caída que trajo corrupción y muerte al universo, y un diluvio global que destruyó el mundo. Reconozco que, entre algunos cristianos reformados2, esta no es una visión popular de la historia. En cambio, otros han adoptado la hipótesis del marco, los días analógicos o el modelo de templo cósmico para interpretar Génesis 1.

Entonces aceptan la cronología convencional de la historia universal. Esto incluye la lenta formación de todo durante miles de millones de años, comenzando con un Big Bang, la corrupción y la muerte de trillones de criaturas antes de la llegada de Adán y Eva, una caída que introdujo la muerte solo a la humanidad y un diluvio global en los días de Noé.

Me doy cuenta de que los cristianos reformados inteligentes y piadosos se aferran a este modelo de la historia de la tierra. Sin embargo, muchos parecen ignorar los eventos que inevitablemente tienen que adoptar cuando afirman la intepreactión de un universo de 13,800 millones de años. Después de todo, uno no puede extender el historial por miles de millones de años sin agregarle nuevos eventos. Esos eventos tienen consecuencias teológicas. Esta es la razón por la cual los pensadores reformados como Geerhardus Vos, Louis Berkhof y D. Martin Lloyd-Jones adoptaron la creación de 6 días. Entendieron que los eventos incluidos en la creación de 6 días son esenciales para la teología cristiana.

Aquí hay seis razones teológicas que vale la pena considerar:

1. La bondad de Dios debe reflejarse en la creación original

Ligon Duncan observó en una entrevista para The Gospel Coalition (El evangelio de la coalición) que afirmar la bondad de la creación original no es negociable. Como afirma la Confesión de Westminster, la bondad de la creación original es la manifestación de la gloria de la bondad de Dios. (WCF 4.1)

¿Cómo es esa bondad? Está llena de poder y abundancia de vida. Esto es lo que vemos en Génesis 1. Dios dice que Su creación original es “buena” y “muy buena”. Era un mundo de abundancia y belleza, sin animales carnívoros (Génesis 1:30) y sin corrupción ni muerte (Romanos 8:21).

Sin embargo, esta imagen de un mundo bello y diseñado artísticamente solo se ajusta a la cronología de la creación de 6 días. Si uno adopta la cronología convencional, uno debe aceptar que la tierra estuvo ausente del universo durante sus primeros 9 mil millones de años. Después de un evento galáctico de enfriamiento, la tierra se formó lentamente a través de miles de millones de años de ambientes inhabitables. Finalmente, Dios creó la primera vida marina compleja, luego creó o evolucionó progresivamente diferentes tipos de organismos. Estos experimentaron muertes y eventos de extinción masiva que llevaron a la destrucción de trillones de criaturas vivientes. Todo esto sucedió mucho antes de la aparición de Adán y Eva.

Me doy cuenta de que algunos cristianos no estan interesados en este tipo de detalles. Sin embargo, cualquiera que elija aceptar un viejo universo acepta implícitamente los eventos históricos que lo acompañan. Es una historia llena de vida y muerte, no de la bondad de Dios.

2. El pecado de Adán provocó la corrupción y la muerte universal

Según la cronología convencional, la corrupción siempre ha sido parte del universo. Esto se puede ver en el registro fósil que supuestamente representa 540 millones de años de sufrimiento y muerte animal. Esto proporciona instantáneas de un mundo a menudo lleno de espinas y cardos.

Desde este punto de vista, el pecado de Adán no pudo haber sido la causa última de la corrupción universal. Como evento histórico, su desobediencia ocurrió mucho después de la corrupción. Pero según la creación de 6 días, el pecado de Adán precede a la maldición de Dios sobre la creación. El sufrimiento y la muerte de los animales se produjo como resultado de la desobediencia de Adán, no antes de ella. Las espinas y los cardos eran parte de la maldición, no anterior a esta.

Esto es lo que Pablo afirma en Romanos 8:21. Es lo que la teología reformada siempre ha afirmado: a Adán se le dio el dominio sobre toda la creación al principio; cuando pecó, toda la creación sufrió corrupción como consecuencia de su relación única con él.

3. El patrón de la creación / caída / redención culmina en la nueva creación

Si el universo contenía muerte y corrupción que no era el resultado del pecado de Adán, ¿qué significa eso para la redención provista por Jesús para el hombre y la creación?

Considere Sus milagros: estaba formando el mundo según la bondad de la creación original. Si Jesús sanaba a los enfermos, resucitaba a los muertos o alimentaba a los hambrientos, estaba demostrando que la redención produce una recompensa tangible para la gente real. Es una bondad que culmina con la nueva creación. Los pasajes de los Profetas y Apocalipsis sugieren un retorno a la bondad espacio temporal de la creación original.

Sin embargo, es solo la cronología de la creación de 6 días la que proporciona el marco histórico para que este patrón tenga significado. Si la creación original no fue buena, o si la caída no transformó esa creación en algo malvado, ¿cuál es la verdadera naturaleza de nuestra redención? ¿Y cuál es el potencial real de la nueva creación? Para que los delimitadores de la creación coincidan, deben ser espejos el uno del otro. Esto solo es posible con la creación de 6 días.

4. Las Escrituras se deben usar para interpretar las Escrituras

En la Odisea, cuando Penélope quiere probar la identidad de su esposo, le pide que dispare una flecha a través de 12 mangos de hachas alineadas. Ella sabía que él era el único que podía hacerlo. De la misma manera, aunque las diferentes interpretaciones pretenden ser precisas, solo aquellas que pasan intactas a través de la totalidad de la Biblia son verdaderas. Esto es lo que vemos con los eventos asociados con la creación de 6 días: se afirman a lo largo de toda la Biblia.

Así sea Moisés cuando conecta la semana de la creación con una semana normal en el cuarto mandamiento; o Isaías cuando afirma que Dios creó al hombre al mismo tiempo que creó los cielos y la tierra; o Jesús cuando explica la destrucción global del diluvio a la luz de su segunda venida; o cuando Lucas investiga la historia del mundo a través de una sola genealogía; o cuando Pablo relaciona el trabajo de Adán con la obra de Cristo; o cuando Pedro muestra la relación entre la creación, el diluvio global y el juicio venidero, solo hay una secuencia histórica que se ajusta consistentemente: la creación de 6 días.

5. Las doctrinas esenciales están relacionadas con la historia

El año pasado, almorcé con un amigo que tiene una visión más liberal de la Biblia. Mientras escuchaba lo que decía acerca de la película, dijo, “si realmente hubo un diluvio global, eso cambia todo”. Esto es similar a la línea de pensamiento que vemos en Hechos: si un hombre realmente resucitó de entre los muertos, eso cambia todo. Pablo establece la conexión necesaria entre los eventos de la historia y la doctrina cristiana en 1 Corintios 15. Pedro hace lo mismo en 2 Pedro 3 con la creación, el diluvio y el juicio final. Sin embargo, solo dentro del marco histórico de la creación de 6 días todos estos eventos se unen al tejido del tiempo.

Por ejemplo, si las gruesas capas de roca con fósiles son el resultado de un diluvio global, son un recordatorio físico del juicio global de Dios sobre la tierra en el pasado, así como en el futuro. Sin embargo, si uno adopta la cronología convencional, esas enormes capas son simplemente un testimonio de millones de años. El juicio de Dios se borra de la tierra, y quizás se pasaría por alto en el futuro.

6. El pensamiento presuposicional nos ayuda a entender la disciplina de la ciencia

Finalmente, ¿qué pasa con la ciencia misma? Cuando comencé a investigar nuestro documental, encontré un libro titulado La estructura de las revoluciones científicas de Thomas Kuhn. Aunque se puede decir mucho sobre Kuhn, su método es fácil de entender para los cristianos reformados: él aplica el pensamiento presuposicional a la disciplina de la ciencia. Cualquiera que haya leído a Van Til puede ver las similitudes entre ellos:

Ambos señalan que los datos no son "neutrales al valor", sino que las personas traen un "su par de gafas" para la interpretación del mundo que los rodea. Ambos reconocen el intenso compromiso de las personas hacia ciertos puntos de vista con exclusión de todos los demás. Ambos señalan que los grupos interpretan consistentemente lo que observan a la luz de sus fundamentos presuposicionales. Ahora, lo que Kuhn sea interesante es que explora la historia de la ciencia a la luz de este pensamiento. El resultado es que efectivamente cuestiona la autoridad epistemológica absoluta de la ciencia moderna.

Una vez más, esto no debería sorprender a los cristianos reformados; somos muy conscientes de las implicaciones del pensamiento presuposicional. Pero desearía que les diera una pausa a los cristianos reformados que parecen depositar una enorme confianza en las últimas ideas de los científicos sobre la historia convencional del mundo, una historia que ocurrió mucho antes de que existiera alguna de ellas. Como Isaías podría recordarnos, “Dejaos del hombre, cuyo aliento está en su nariz; porque ¿de qué es él estimado? (Isaías 2:22)

Para terminar

Lamento la naturaleza abreviada de estos pensamientos. Son solo algunos pensamientos de los muchos que tuve durante mi proceso de investigación de tres años de esta película. Los he analizado a mayor profundidad en la ¿Es el Génesis historia? Estudio bíblico que acompaña a la película.

Finalmente, mi convicción más fuerte como cristiano reformado es que la creación de 6 días es la única opción viable a largo plazo para la teología reformada. Como dijo D. Martin Lloyd-Jones: “No tengo evangelio a menos que Génesis sea historia”.

Si aún no has visto ¿Es el Génesis historia?, tienes una oportunidad más para verlo en los cines cuando se estrene el jueves 22 de febrero. Aquí hay un enlace para que sepas si se estrena cerca de ti.

Un agradecimiento muy especial a Thalya Aguado por la traducción del artículo.

Publicado originalmente por Tim Challies en https://www.challies.com/sponsored/six-reasons-reformed-christians-should-embrace-six-day-creation/. Reimpreso con permiso.

Referencias y Notas

  1. Este artículo fue traducido con el permiso y los derechos propietarios del autor.
  2. Nota importante: Answers in Genesis (Respuestas en Génesis) es un ministerio Cristo céntrico, no denominacional sin fines de lucro y aunque el artículo le está hablando primordialmente a los creyentes reformados, creemos que este artículo le aplica a todo cristiano.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438