¿Qué es la apologética “presuposicional”?

por
También disponible en English
Share:

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la revista Answers.

Las presuposiciones son simplemente creencias que todo el mundo tiene y que afectan la forma en que ellos piensan, en cómo ven al mundo, en cómo interpretan las evidencias, y cómo leen la Biblia.

Cuando explican sus creencias, los cristianos frecuentemente sienten que deben primero confirmar la Biblia o demostrar la existencia de Dios. Esta aproximación revela que aún no entienden el enfoque bíblico, conocido como presuposiciones apologéticas.

Las presuposiciones son simplemente creencias que todo el mundo tiene y que afectan la forma en que ellos piensan, en cómo ven al mundo, en cómo interpretan las evidencias, y cómo leen la Biblia.

La apología es una defensa racional de creencias de alguien o algo. De esta manera, las presuposiciones apologéticas son una defensa racional sobre las creencias cristianas, basadas en nuestras presuposiciones ya conocidas.

Por ejemplo, mi presuposición es que Dios existe y Él nos ha dado Su Palabra (la Biblia) que es la verdad absoluta. Entonces, yo uso los principios bíblicos para saber cómo pensar, cómo interpretar la evidencia escrita en la Biblia y cómo explicársela a mi entorno. La presuposición más probable de un ateo será que no existe ningún Dios y que la verdad es relativa. Un ateo cree que el hombre es quién decide lo que es correcto y lo que es incorrecto. El hombre interpreta las evidencias, a la Biblia y al mundo acorde a sus propios raciocinios.

Si comenzamos a creer que la Biblia es la Palabra de Dios (2 Timoteo 3:16; Salmo 18:30; Proverbios 30:5), la usaremos como nuestro axioma. Un axioma (frecuentemente usado en lógica) es una proposición tan clara y evidente que se admite sin necesidad de demostración; su verdad es asumida. La Biblia toma esta postura, asumiendo la verdad de la existencia de Dios y que no es necesario ser probado (Génesis; Éxodo 3:14; Apocalipsis 1:8).

La batalla no es sobre evidencias, sino que la batalla es sobre puntos de vistas filosóficos: presuposiciones. Como cristianos, no podríamos nunca ocultar nuestro axioma—la Biblia—cuando discutimos la verdad con otros. Sería como si un soldado fuera a la batalla desprovisto de armadura o desprovisto de alguna arma. Pedirle a un cristiano que abandone la Biblia por el motivo de una discusión, es como pedirle a un ateo que pruebe que no existe ningún Dios usando exclusivamente la Biblia. Podrías sugerirle al ateo que abandone su axioma.

Los profetas y los apóstoles nunca trataron de probar la existencia de Dios. Ellos, comenzaron a asumir la existencia de Dios, y siempre razonaron desde las Escrituras (Hechos 17:2, 17; 18:4, 19). Usando la Palabra de Dios, nosotros en realidad estamos corroyendo a los incrédulos en contra de Dios y no hacia nuestros propios pensamientos falibles.

Ayuda a traducir

Por favor, ayúdanos a proporcionar más material en español.

Ayuda a traducir

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438