¿Acaso Abel era profeta?

Misterios Bíblicos

by on ; last featured Septiembre 28, 2015
Also available in English
Share:

Nota del Editor: Este artículo fue publicado originalmente en la revista Answers.

Cuando pensamos en un profeta, solemos pensar en Elías que hacía descender fuego del cielo. Sin embargo, Jesús llamó profeta a Abel, aunque lo único que sabemos de él es que fue asesinado por su hermano. Surge la interrogante, ¿Cómo podría ser él profeta?

En Lucas 11:50–51, nuestro Señor Jesucristo afirma que Abel, el hijo de Adán y Eva, era profeta.1 En el Antiguo Testamento, un profeta era alguien que actuaba como el portavoz de Dios, transmitiendo a los hombres las palabras del Señor de acuerdo a sus instrucciones.2 Sin embargo, el Antiguo Testamento no contiene registro de ninguna declaración profética de Abel. Entonces, ¿Qué lo convierte en profeta?

El contexto de Lucas 11 revela que Jesucristo dirigía sus comentarios hacia los líderes religiosos, amonestándoles contra un rechazo empedernido de su mensaje. Luego, como explica el erudito del Antiguo Testamento P.D. Overland, Jesús atribuyó a los líderes religiosos la culpa "por el asesinato de todos [los profetas] de épocas pasadas quienes por conducta o comunicación enfrentaron a otros impartiéndoles la necesidad de arrepentirse."3

La Biblia no elabora nada sobre lo que Abel hizo o dijo para que fuera considerado profeta, pero basado en las palabras de Cristo, es posible que Abel actuara como muchos otros profetas, instando a su prójimo a arrepentirse de sus pecados. Cabe suponer que Abel hubiera desempeñado ese rol en su familia, y quizá se enfocó principalmente en su hermano Caín. Por supuesto, la Biblia en ninguna parte hace alusión de lo que dijo Abel, pero podemos intuir fácilmente que él, como hombre justo (Hebreos 11:4; véase también 1 Juan 3:12), buscara corregir el comportamiento impío de su hermano, llamándolo al arrepentimiento.

Es posible que Abel actuara como MUCHOS otros profetas, instando a su prójimo a arrepentirse de sus pecados

Aunque el texto no describe ninguna de las palabras de Abel, la Escritura deja claro que su personaje ejemplifica al de un profeta. Abel era un hombre de fe genuina (Hebreos 11:4), cuyas acciones autentificaban su fe al dar a Dios lo mejor que podía ofrecer (Génesis 4:4). De hecho, el testimonio de sus acciones puede haber sido tan importante a su ministerio profético como sus palabras. Si es así, Abel no sería el único profeta cuyo estilo de vida era el rasgo dominante de su testimonio. (véase, por ejemplo, Ezequiel 4).

Así que, a pesar de que no hay ningún registro de lo que dijo el profeta Abel, se puede aprender mucho de su vida. Como el libro de Hebreos menciona, “por la fe, estando muerto, [Abel] todavía habla” (LBLA). Su justicia, evidenciada en dar lo mejor de sí a Dios motivado por su fiel corazón, es un poderoso mensaje que merece nuestra reflexión y aplicación.

Lee Anderson, Jr., obtuvo su licenciatura y maestría en Estudios Bíblicos en The Master’s College, y es un autor contribuyente a la próxima obra Grappling with the Chronology of the Genesis Flood, un estudio detallado del texto hebreo relacionado a la inundación.

Referencias y Notas

  1. Christ used the common word for a prophet in the New Testament. It is also used in the Septuagint to translate the standard Hebrew word for prophet.
  2. A. A. MacRae, “Prophets and Prophecy,” in The Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible, ed. M. C. Tenney, et al. (Grand Rapids, Michigan: Zondervan, 1976), p. 875.
  3. P. B. Overland, “Abel” in Dictionary of the Old Testament Pentateuch, ed. T. D. Alexander and D. W. Baker (Downers Grove, Illinois: InterVarsity Press, 2003), p. 5.

Help Translate

Please help us provide more material in Spanish.

Help Translate

Visit our English website.

Respuestas en Génesis es un ministerio de la apologética, dedicado a ayudar a los cristianos defender su fe y proclamar el evangelio de Jesucristo.

Aprende más

  • Ministerio Hispano y Latinoamericano 859.727.5438